La investigada Cofely, titular del contrato de 7,5 millones de euros para la Red de Calor de Valladolid

TRIBUNA

La empresa, que está en el centro de la 'Operación Púnica' sobre corrupción municipal y autonómica, obtuvo el contrato en 2013 y a finales del año pasado inició la construcción de una red de agua caliente y calefacción para 31 edificios institucionales en Valladolid.

La empresa Cofely, implicada en la 'Operación Púnica' de corrupción municipal y autonómica, es la cotitular de un contrato de la administración regional de Castilla y León por valor de 7,5 millones de euros para construir una red de suministro energético a 31 edificios de la Universidad de Valladolid, la Junta y el Ayuntamiento de Valladolid en la propia ciudad. El proyecto, denominado District Heating, consiste en la construcción de una central de biomasa y una red de conducciones para proporcionar agua caliente y calefacción a esta treintena de edificios de diferentes instituciones.

 

La adjudicación de la licitación para ejecutar la central térmica y el desarrollo de las conducciones de abastecimiento se produjo en septiembre de 2013 con un montante total de 7,5 millones de euros. Curiosamente, este mismo lunes el contrato ha aparecido publicado en el BOCyL dentro de una relación de adjudicaciones de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl), dependiente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

 

El contrato fue ganado por la unión temporal de empresas (UTE) formada por Recursos de la Biomasa-Rebi y Cofely. Según fuentes de Rebi, en la UTE la empresa soriana tiene el 70% y Cofely solo el 30%, y la ejecución de la obra es totalmente de Recursos de la Biomasa. Rebi es una empresa originaria de Soria y especializada gestión energética. Y la segunda, Cofely, es la filial en España del gigante energético GDF Suez, una empresa gasista francesa. El contrato, que data de 2013, se firmó por esta unión de empresas antes de que GDF Suez entrara en el accionariado de Recursos de la Biomasa en julio de este mismo 2014. Por este acuerdo la multinacional francesa entró a participar en el capital social con un 5% que es de Cofely. 

 

Actualmente Rebi están desarrollando un proyecto similar en Soria, denominado también Red de Calor y que estaba llevando a cabo Recursos de Biomasa por un presupuesto de unos 6 millones de euros. La emrpesa ha querido aclarar que en este proyecto no tiene nada que ver Cofely y que lo está desarrollando Rebi en solitario como iniciativa propia, pensada para proporcionar fuente energética a edificios público a partir de biomasa.

 

El proyecto en el que Rebi y Cofely están en UTE permitirá proporcionar agua caliente y calefacción a 24 edificios de la Universidad de Valladolid (UVa), cuatro de la Junta y tres del Ayuntamiento a través de una red de tuberías de 11 kilómetros de longitud que conectarán esos 31 edificios de la administración en la zona Norte de Valladolid. La central térmica se ubicará en la parcela anexa al edificio Lucía situada en el Campus Miguel Delibes de la Universidad de Valladolid. El coste del proyecto es de 5 millones de euros, a los que hay que sumar otros 2,5 en mantenimiento de la red. El pasado febrero de este año obtuvo la licencia para llevar a cabo las obras.

 

Cofely está actualmente bajo sospecha ya que, según las investigaciones de la Audiencia Nacional, está en el centro de una trama corrupta por la que ofrecía comisiones a cargos de la administración municipal y regional en Madrid, Murcia o Castilla y León a cambio de la adjudicación de contratos públicos. Entre los detenidos por la trama están el presidente de la Diputación de León y alcalde de Cuadros, Marcos Martínez, o el exsecretario regional del PP de Madrid, Francisco Granados; hay un total de 51 detenidos, entre ellos, cuatro directivos de Cofely.

 

 

HERRERA PIDE UN INFORME

 

No existe constancia de que el contrato de la red de calor de Valladolid esté entre los sospechosos de fraude, pero sí que estará este jueves sobre la mesa del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que ha pedido un informe exhaustivo con todos los contratos o vinculaciones que la administración autonómica haya podido tener con Cofely. El presidente autonómico se ha comprometido a examinarlos todos y a que comparezcan los responsables para despejar cualquier tipo de duda.

 

Según las investigaciones, algunos de los contratos sospechosos están vinculados precisamente al campo del ahorro energético en el que muchos ayuntamientos han invertido en los últimos años. En el caso de Valladolid, el ahorro económico previsto superará el 40% de los más de 1,2 millones de euros que gasta la universidad en sus edificios en calefacción.

 

 

MÁS CONTRATOS CON LA USAL Y EN ÁVILA

 

A este contrato habría que unir la vinculación a la Universidad de Salamanca en el proyecto SmartZA para el desarrollo de una red energética eficiente para un barrio de Zamora; Cofely habría firmado un convenio de colaboración con la Usal para poder acceder a una subvención de más de 900.000 euros.

 

En 2010, la consejería de Hacienda también adjudicó un contrato a Cofely Contracting para la realización de obras para la integración energética del complejo administrativo formado por el edificio Padres Paules y el Palacio de Bracamonte, en Ávila. Se adjudicó por más de 157.000 euros por un procedimiento negociado sin publicidad.

Noticias relacionadas