La inversión en la A-11 no deja satisfecho a nadie pese a los 44 millones

La autovía A-11 se lleva el 17% de la invesión de Fomento en Castilla y León para afrontar varios tramos, pero incluso el grupo popular asegura que lleva mucho retraso y que estará vigilante para que se ejecute lo presupuestado.

La autovía A-11 con un total de 44,05 millones de euros divididos en distintas partidas copa el 16,98 por ciento de la inversión que el Ministerio de Fomento realizará en la Comunidad --259,04 millones de euros-, un 12,6% más que en las cuentas de 2015 (230,02 millones de euros). Sin embargo, no parece haber dejado satisfecho a nadie porque incluso el PP de Castilla y León esperaba más.

 

Según figura en el Proyecto de Ley de Presupuestos que ha registrado este martes el ministro de Fomento, Cristóbal Montoro, ante el Congreso de los Diputados, la A-11 será la infraestructura que más dotación recibirá el próximo año con esos 44,05 millones de euros aunque sin cuantía para tramos específicos como la variante de Aranda de Duero. Además, se presupuestan 6,96 y 6,55 millones de euros respectivamente para la A-11 entre Venta Nueva y el enlace de Santiuste y este con la variante del Burgo de Osma; 8,54 millones para el tramo entre la variante del Burgo de Osma y San Esteban de Gormaz y otros 7,51 para seguir hasta Langa de Duero.

 

A estos se suman otras partidas como los 1,32 millones consignados para el tramo de la vía entre Alcañices y la frontera con Portugal y dos millones en sendas partidas entre Quintanilla de Arriba y Tudela de Duero.

 

El portavoz del Grupo Parlamentario 'Popular', Carlos Fernández Carriedo, ha asegurado que no se trata de unos Presupuestos electoralistas, ya que, de haber sido así, se habrían destinado mayores cuantías a obras "históricas" como la A-11 o la autovía León-Valladolid que acumulan "mucho retraso". Ante esta situación, Fernández Carriedo ha advertido de que el Gobierno del PP en la Comunidad será "exigente" para garantizar la ejecución de lo presupuestado.

 

Pablo Yáñez, de Ciudadanos, ha asegurado que ha echado de menos partidas más importantes para servicios básicos como la educación, sanidad y la dependencia, al tiempo que ha insistido en que la A-11 es una cuestión de "voluntad política".

 

El coordinador de los diputados socialistas en el Congreso, Juan Luis Gordo, ha destacado que la inversión prevista para la Comunidad caerá el  próximo año un 16,7 por ciento respecto a 2015, además de que "el 56 por ciento de la inversión" la absorbe la Alta Velocidad, por lo que ha tachado de "exigua" la inversión consignada para Castilla y León "lo que impedirá el desarrollo de las grandes infraestructuras" como la A-11, o la A-60.

 

Las Cámaras de Comercio indican que la inversión en los grandes ejes viarios como la A-11, A-15, A-40, A-60, A-62, A-12, A-68, A-76 engloba cerca de 106 millones de euros, lo que supondrá construir unos "escasos" 29 kilómetros y 529 empleos directos e indirectos.