La iniciativa 'Ávila 1.131' llega para buscar el desarrollo de una "Ciudad Natural"

Se trata de una iniciativa de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno que llega a Ávila con el objetivo de contribuir a impulsar iniciativas de carácter cultural, empresarial y educativo y que abrirá sus puertas el próximo 20 de mayo.

Ávila 1.131, el primer Observatorio Activo de la provincia, abrirá sus puertas el próximo 20 de mayo en la sede que se ubicará en la Calle Caballeros 17, con el objetivo de contribuir a impulsar iniciativas de carácter cultural, empresarial y educativo desde Ávila y para Ávila.

 

El nombre de Ávila 1.131 se refiere a la altura media de la ciudad según el Instituto Geográfico Nacional, lo que la convierte en la capital de provincia más alta de España y en un emplazamiento simbólico dotado de la perspectiva que requiere un Observatorio. En este caso se trata de un Observatorio 'Activo' porque pretende animar y colaborar con la acción de las personas e instituciones que trabajan ya en Ávila.

 

Ávila 1.131 es una idea-acción de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, y responde a su visión del desarrollo armónico de la dignidad de la persona en su medio ambiente natural. Con este nuevo centro, la Fundación pretende contribuir a poner en valor el estilo de vida de la ciudad de Ávila, que mantiene una equilibrada relación hombre-naturaleza-ciudad, por lo que resulta un buen laboratorio para trabajar en un nuevo concepto: la Ciudad Natural.

 

El concepto de Ciudad Natural será el protagonista de la exposición con la que Ávila 1.131 inaugurará sus actividades para contribuir al estudio y la promoción de un concepto que puede aportar a la sociedad valores muy positivos en respecto al medio ambiente, las relaciones humanas, la cultura, el patrimonio histórico, la calidad de vida, el equilibrio laboral y familiar, etc.

 

Pero también la Fundación pone en marcha Ávila 1.131 para colaborar en afrontar los retos que plantea ese estilo de vida: el empleo de los jóvenes, la conectividad, el desarrollo económico, etc. Además pretende servir de nexo de unión entre la ciudad y la provincia, entre lo rural y lo urbano, actuando sobre el empleo, los emprendedores y la formación, especialmente de las nuevas generaciones.

 

Esta iniciativa pretende estar abierta a todas las personas e instituciones de Ávila para facilitarles un espacio vivo donde puedan crear, impulsar y difundir sus iniciativas culturales, empresariales y sociales. Para conseguirlo se pondrá en marcha un proceso de innovación participativa abierto a los ciudadanos y a los colectivos abulenses.

 

El objetivo es escuchar a todos los que trabajan en Ávila y por Ávila, generar una red de trabajo de inteligencia colaborativa y así crear juntos una propuesta a la altura de sus necesidades y sus proyectos. El primer paso de ese proceso de innovación participativa comienza este martes en las redes sociales, en sus perfiles en Facebook y Twitter.

 

LA FUNDACIÓN TATIANA PÉREZ DE GUZMÁN EL BUENO Y ÁVILA

Aunque la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno nace y tiene su sede en Madrid, mantiene un vínculo histórico con la provincia de Ávila, donde posee varias fincas rústicas procedentes de los antepasados de su fundadora. 


Esta fundación tiene entre sus fines el estudio y cuidado de la naturaleza, el apoyo a la investigación científica y la formación de la juventud. Sus principales líneas de actuación son la promoción de la Ética Ambiental, la convocatoria de ayudas a proyectos de investigación en Neurociencia, las becas predoctorales para jóvenes y la promoción del desarrollo rural.