La Infanta pagó a través de Aizoon 6.672 euros por clases de 'coaching' y el Duque 700 por un curso de salsa

La sociedad pagó 480 euros a un proveedor en paradero desconocido y 522 por la fiesta de cumpleaños de uno de los hijos del matrimonio.

La Infanta Cristina pagó a través de Aizoon, empresa de la que es copropietaria junto a Iñaki Urdangarin y que está siendo investigada por presuntamente haber servido de 'tapadera' para blanquear fondos procedentes del Instituto Nóos, servicios de 'coaching' por un total de 6.672 euros, mientras que su marido abonó por su parte 707 euros por un curso de salsa y merengue, entre otros numerosos gastos.


Así consta en el último informe entregado al juez José Castro por el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional en Baleares, al que ha tenido acceso Europa Press, y que desgrana factura por factura los servicios privados en que incurrieron los Duques de Palma a través de su sociedad, que se nutría de los fondos que de forma presuntamente ilícita obtuvo el Instituto Nóos de las Administraciones balear y valenciana.

Con todos los datos reunidos hasta el momento y los que restan por presentar por parte de la Agencia Tributaria, el juez quiere esclarecer así si la hija del Rey Don Juan Carlos habría incurrido en un delito de blanqueo de capitales a través de Aizoon, una de las mercantiles del entramado empresarial de Urdangarin y su exsocio Diego Torres. Así, será tras analizar la documentación y consultar a las acusaciones cuando el magistrado decida si imputa de nuevo a la Infanta.

En concreto, la factura relativa al curso de baile está fechada el 2 de julio de 2007 y en ella consta que la formación duró entre el 13 de junio y el 1 de julio. En lo que a las clases de asesoramiento y 'coaching' se refiere, la encargada de las sesiones explica que "Cristina fue la persona que me llamó" y adjunta a su respuesta, atendiendo a los requerimientos de la Policía, un resumen del tiempo que dedicó a ello la Infanta: 29 horas y media de 2005 a 2007 y una hora por parte de Urdangarin en 2006.

En cuanto a los otros gastos analizados por el grupo, consta una factura por valor de 480 euros abonados a un proveedor dedicado a la organización de eventos que se encuentra en paradero desconocido, Miguel Navarro. En concreto, el pago es del 1 de mayo de 2007, si bien ya entonces Navarro utilizó el nombre de Triajock -empresa de animación infantil- pese a que ésta se constituyó en 2010 tras comprar los equipamientos a este proveedor.

Mientras tanto, el informe también revela un gasto de 522 euros a favor de la empresa Okeanis por la organización y la decoración de la fiesta infantil con motivo del cumpleaños de uno de los hijos de los Duques de Palma. Se da la circunstancia de que la factura está fechada el 3 de mayo de 2007, una semana después de la celebración del evento. Es más, desde la empresa proveedora informan a la Policía de que Urdangarin contrató personalmente sus servicios, mientras que el tema de la gestión del pago lo trataron con su secretaria personal, Julita Cuquerella.

En esta misma línea, el Grupo de Delincuencia Económica hace constar el dinero que destinó Aizoon a otro evento festivo: el cumpleaños de Urdangarin. En concreto, la empresa Gestió Integral d'Events percibió 338 euros por la decoración con globos del domicilio de los Duques, más conocido como el palacete de Pedralbes. El encargo fue realizado por Cuquerella, y la factura es del 13 de mayo de 2008.

EL CUMPLEAÑOS DE LA INFANTA, ORGANIZADO POR UN RESTAURANTE JAPONÉS

También el cumpleaños de la Infanta figura entre las facturas del informe, entre las que se incluye una fechada el 13 de junio de 2007, si bien sin importe alguno. La Policía indica que, tras ponerse en contacto con la empresa que organizó la fiesta, Kate-Sima Nagata, desde el departamento de contabilidad informaron de que no poseen la factura en la actualidad sino tan sólo un apunte contable, y que "con toda seguridad" lo que se contrató fue un 'catering' para ser servido fuera de su local.

Finalmente, el documento hace referencia a una factura librada el 10 de julio de 2008 por un importe de 217,5 euros para el alquiler de distintos elementos técnicos durante tres días. Más en concreto, se trata de varios cables de señal, un pie de micrófono con jirafa, un micro 'shure' con pinza, un cable 'mini-jack', un pedestal, una maleta, una caja 'Behringer' y una mesa. Desde la empresa proveedora, Sonostudi Audiovisuals, señalan que el pago fue realizado en efectivo y Cuquerella fue quien se responsabilizó del material alquilado.

Todos estos datos se suman a los ya anteriormente aportados por la Policía, entre los que destaca el pago de 139.000 euros por la adquisición y montaje de hasta 72 muebles y elementos del hogar como estanterías, butacas, sofás, mesas y cortinas de lujo para su uso personal.

Y es que, según un anterior informe, los Duques llegaron a adquirir a la empresa Rosa Cerveto Marta Mas S.L., a través de Aizoon, una estantería de 5.895 euros, un sillón giratorio por 1.552, una mesa de alumnio por 2.665, una alfombra 'little flowers' por 3.450, un 'pouf' de cuero por 968, diez sillas 'masai' de piel por un total de 9.550, dos sofás por 10.143, un mueble-bar por 6.298 y dos cortinas de estilo japonés por 5.580, entre otros numerosos artículos.

EL ARQUITECTO DE PEDRALBES FACTURÓ 20.000 EUROS POR REFORMAS 

Asimismo, Marc Viader, arquitecto que reformó parte del palacete de Pedralbes, admitió ante agentes de la Policía Nacional haber facturado por estas obras 20.000 euros a través de Aizoon por orden de Urdangarin, concretamente en el año 2005, a pesar de que la factura se correspondía a nivel privado con el encargo de rehabilitación, reforma y ampliación del domicilio particular que el matrimonio posee en la calle Elisenda de Pinós de Barcelona.

Del mismo modo, según datos anteriores del Grupo de Delincuencia Económica, Urdangarin utilizó Aizoon para alquilar tres estufas de jardín, cuya instalación en su vivienda de Pedralbes coincidió con la celebración del 40 aniversario del yerno del Rey. En concreto, la instalación corrió a cargo de la empresa Torres Servicios Técnicos, que cargó una factura a la mercantil de los Duques por 242 euros.

Finalmente, otra de las factura cobradas a Aizoon y analizadas por la Policía hacen referencia a Bodegas Baigorri, que facturó a la sociedad de los Duques hasta un total de 6.599 euros por la compra de diferentes cajas y botellas de vino con dirección en la calle Elisenda de Pinós.