La incidencia de la gripe vuelve a crecer en España

Foto: EP (LICKR/ANIETO2K)

El aumento de casos se produce principalmente a costa de los menores de 15 años.

La incidencia de la gripe en España ha crecido un 18,5 por ciento en la última semana tras la estabilización que había sufrido en las últimas semanas y supera por primera vez en la temporada los 200 casos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.

 

En concreto, según los datos del 22 al 28 de febrero, la incidencia en España de la gripe se ha situado en los 210,26 casos, frente a los 177,34 de la semana anterior, una tendencia "de nuevo ascendente" en la onda epidémica que, no obstante, sigue siendo "de menor intensidad que la temporada 2014-15".

 

El aumento de casos se produce principalmente a costa de los menores de 15 años, donde el incremento es significativo en las tasas de incidencia, consistente con un aumento en la circulación de virus B.

 

Se observa una evolución creciente de la actividad gripal principalmente en las redes de la cuenca mediterránea y este peninsular (Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Ceuta y Melilla); así como Aragón, Castilla-La Mancha y también en La Rioja. En el resto es estable o decrece. De hecho, en País Vasco, y Canarias la actividad gripal lleva tres semanas seguidas bajando, y en Navarra desde hace cuatro.

 

El nivel de intensidad de la actividad gripal continua siendo medio en las redes del noreste peninsular (Aragón, Baleares, Cataluña y La Rioja), Canarias, Ceuta y Melilla, y bajo en el resto del territorio vigilado. Y la difusión de la enfermedad es epidémico en todo el territorio, excepto Extremadura y Ceuta, donde es local.

 

En cuanto a la tasa de afectados, esta última semana la comunidad más castigada es Aragón, con 452,3 casos por 100.000 habitantes, seguida de Cataluña (345,8), La Rioja (275,9), País Vasco (274,7), Melilla (255), Asturias (228,1), Cantabria (219,9) y Navarra (210,4).

 

Ya por debajo de la media nacional se sitúan Castilla-La Mancha (205), Castilla y León (184,4), Ceuta (162,2), Comunidad Valenciana (156,3), Extremadura (153,4), Canarias (134,7), Madrid (128,8) y Baleares (109,9), mientras que de Andalucía, Galicia y Murcia no se especifican datos.

 

Desde el inicio de la temporada se han notificado al sistema de vigilancia tres brotes de gripe confirmada por laboratorio. Dos de ellos han ocurrido en instituciones de cuidados de larga estancia y el otro en una institución sanitaria.

 

SE SUPERA EL CENTENAR DE MUERTES

 

Además, se han notificado 102 defunciones por virus de la gripe confirmadas por laboratorio, el 98 por ciento por el virus A, con una incidencia que aumenta con la edad del paciente. El 90 por ciento de los pacientes eran mayores de 44 años (el 59% mayores de 64 años) y de los 102 casos 57 habían ingresado en UCI. Además, entre los 71 casos susceptibles de vacunación antigripal, 45 (63%) no había sido vacunados.

 

Del mismo modo, se han notificado 1.445 casos graves hospitalizados confirmados de gripe, de los que el 58 por ciento son hombres. El mayor número de casos se registra en el grupo de 45-64 años (37%) y en el de mayores de 64 años (35%).

 

El 80 por ciento de los pacientes con información disponible presentaban factores de riesgo de complicaciones de gripe. En los adultos los factores de riesgo más prevalentes son la enfermedad cardiovascular crónica (28%), la enfermedad pulmonar crónica (24%) y la diabetes (23%), y en los menores de 15 años la enfermedad pulmonar crónica (9%) y las enfermedades cardiovasculares (4%).

 

El 81 por ciento de los pacientes desarrolló neumonía y 524 casos ingresaron en UCI (38% de los que tenían información sobre este aspecto). Y de los 773 pacientes pertenecientes a grupos recomendados de vacunación, el 71 por ciento no habían recibido la vacuna antigripal de esta temporada.