La imaginación plasmada en un lienzo

José Luis Guijarro es una artista hecho a sí mismo, que lo mismo pinta que hace escultura o cualquier cosa que pasa por su imaginación. En la muestra podemos ver obras realizadas en los años setenta hasta el año 2000, más o menos

Un autodidacta, “que dejo la pintura por tener poco espacio y mucho niños”, y que ahora ha vuelto no sólo con la pintura sino con esculturas talladas en madera. Es además, una pintura muy imaginativa.

 

En la muestra podemos ver 27 obras, que van desde el año 1976, “he estado 25 años sin tocar la pintura” y la retomó a partir del año 2000. En la cual se puede ver sobre todo pintura al óleo sobre lienzo.

 

En los mismo podemos ver obras sobre Versalles, o sobre África “aunque no he estado nunca allí. Me gusta meter surrealismo en el paisaje para que tenga vida”. No ha estudiado nunca pintura o ninguna otra técnica de Bellas Artes.

 

José Luis es la primera vez que expone sus obras en Ávila, aunque ya ha realizado tres obras en Navalperal.

 

Y una de sus últimas obras es una talla de un Cristo crucificado, realizado en una sola pieza de 160 centímetros de largo, “estoy a la espera de ponerlo en alguna Iglesia”. No había tocado nunca la escultura y comenzó viendo talar un árbol, y pidiendo que le dejaran una rama de gran tamaño, poco a poco.

 

En los cuadros podemos ver temas religiosos, paisajes, autorretratos o bodegones. También ha hecho copias de cuadros de Goya o Murillo pero que no podemos contemplar en la muestra.

 

La exposición permanecerá abierta hasta el día 19 de julio, en el horario de apertura de la sede de la Diputación.