La ilusión del circo escondida en cajas de colores

Un momento de la puesta en escena de 'Dancing color box', por L'èpate en l'air. / Foto: Antonio S. Sánchez
Ver album

El Mercado Chico se abarrotó en los pases de mañana y tarde para disfrutar del espectáculo circense multidisciplinar ‘Dancing color box’, puesto en escena por L’èpate en l’air, una pieza en la que abrir unas simples cajas de colores significa abrir también la imaginación para lograr qur tomaran vida mazas, bolos y pelotas, entre otros elementos.

A pesar del agua caída durante la mañana, los abulenses y visitantes que han pasado por el Mercado Chico, también en horario de tarde, han podido disfrutar del espectáculo multidisciplinar y de acrobacias aéreas ‘Dancing color box’, de los franceses L’èpate en l’air, en la que un total de seis artistas han presentado diferentes disciplinas circenses con una puesta en escena muy colorista y espectacular.

 

En este espectáculo, varias cajas de cartón de gran tamaño y de colores se convertían en los componentes esenciales de un montaje en el que el poder de la imaginación de los espectadores hizo que tomaran vida junto a pelotas, bolos, dulces, cubos, mazas y la cuerda.

 

En el interior de cada una de esas cajas se encontraba cada uno de los especialistas que componen la compañía, que iban apareciendo y desapareciendo según tocara, a veces juntos y a veces individualmente, según cambiaran las disciplinas, de modo que todo se convertía en una ilusión, la ilusión del circo, estrella de este cuento moderno en el que los protagonistas eran contorsionistas algo oxidados, jardineros atados, y bailarinas y malabaristas desordenados, que además estuvieron acompañados de la música de una violonchelista al ritmo de la sorpresa, la sensibilidad, la poesía y el humor, que también encontraban su hueco es la pieza de 50 minutos de duración, que mantuvo la plaza abulense abarrotada en sus dos pases.

 

Tras este espectáculo de acrobacias aéreas, mezclado con otras disciplinas, el programa de Cir&Co dentro de este género se completa en su última jornada con las actuaciones de Cie Rasposo y de Cie 220 Volts, en la carpa del atrio de San Isidro y en el Mercado Grande, lo que dará por concluida le edición de este año de este multitudinario y exitoso Festival de Circo de Castilla y León.