La ilusión del Baskonia contra Obradovic y su rodillo turco

Vesely y Bourousis antes del Fenerbahce - Laboral Kutxa Baskonia

El Laboral Kutxa Baskonia abrirá este viernes la quinta 'Final Four' de su historia con el duelo de semifinales ante el Fenerbahce (21.00/Canal+Deportes y ETB HD), señalado como máximo favorito.

 

Al inicio de temporada, en la que Velimir Perasovic abría su segunda etapa al frente del Baskonia, el objetivo planteado por el croata era alcanzar el 'Top 16'. Unos meses después, su equipo es uno de los cuatro mejores de Europa acumulando muchas victorias de relumbrón, superando al CSKA Moscú y en dos ocasiones tanto a Barcelona como a Real Madrid, por ejemplo, antes de arrollar al Panathinaikos en el 'play-off' (3-0).


Esta sorprendente trayectoria habla de un grupo en el que todos han experimentado un notable crecimiento, aún más meritorio por las largas lesiones de jugadores importantes como Davis Bertans, Fabien Causeur o Tornike Shengelia, el gran ausente este fin de semana en el Mercedes-Benz Arena. La duda pasa por el capitán Causeur, que lleva seis semanas de baja por una lesión de espalda y forzará para jugar.

El líder indiscutible ha sido Ioannis Bourousis, inmerso en una segunda juventud y que llegó a Vitoria tras vivir un año muy complicado en el Real Madrid. El griego anota, rebotea y manda sobre la cancha, tanto que ha sido incluido en el quinteto ideal de la Euroliga.

En la dirección de juego, Darius Adams y Mike James se han confirmado como una pareja netamente anotadora, aunque tanta explosividad corre riesgo de alocar el juego y el Laboral Kutxa es el equipo que más pérdidas comete de los cuatro en 'Final Four' (13.6). Si los bases templan el juego su equipo tendrá mucho ganado, igual que si Adam Hanga sigue amortizando su impresionante físico o si Bertans, plenamente recuperado de su larga lesión de rodilla, se desdobla bien por dentro y por fuera.

"El Fenerbahce es el favorito absoluto a llevarse la Euroliga", tranquiliza Perasovic, que vuelve a repetir experiencia diez años después, ya que entrenaba al TAU Cerámica en la 'Final Four' 2006, cuando el Maccabi Tel Aviv fue muy superior en semifinales (85-70). El balcánico, doble campeón de Europa como jugador con la Jugoplastika, no se conforma y quiere seguir dando alegrías a una hinchada que lleva seis años sin saborear un título (Liga ACB 2010).

UN EQUIPO DISEÑADO PARA REINAR

Sin embargo, se espera mayoría de aficionados turcos en Berlín, donde el Fenerbahce llega unánimemente señalado como claro aspirante al título, con permiso del CSKA Moscú. El nivel de su entrenador, de su plantilla y de su trayectoria en esta Euroliga no ofrecen dudas al respecto.

Obradovic, ocho veces campeón de Europa con cuatro clubes diferentes, llegó a Estambul en 2013 con el claro objetivo de volver a reinar y aún no lo ha logrado, pero esta temporada a su equipo sí que se le ha puesto cara de campeón, después de caer ante el Real Madrid en semifinales del año pasado. Se vengó con saña en el reciente 'play-off' (3-0).

Con un registro de 22 victorias y cinco derrotas, dos de ellas cuando ya no se jugaba nada en el 'Top 16', el Fenerbahce ha paseado su rodillo por todo el continente, y eso a pesar de que en las últimas semanas no ha podido contar con Jan Vesely, también incluido en el quinteto ideal.

Hasta esa lesión parece haberle venido bien al equipo otomano, ya que Ekpe Udoh ha aprovechado el hueco dejado por el pívot checo para crecer exponencialmente hasta ser nombrado MVP de abril, como ya sufrió el Real Madrid en sus carnes. Esta es la temible pareja interior con la que deberá lidiar Bourousis.

Bogdan Bogdanovic, Luigi Datome, Bobby Dixon, Pero Antic, Kostas Sloukas, Nikola Kalinic... Obradovic dispone de un temible arsenal en todas sus líneas, pero sabe que se enfrenta a un adversario que no tiene nada que perder, que ya ha derribado a 'gigantes' similares y que comparte el mismo sueño: la primera Euroliga en su palmarés.

 

 

Noticias relacionadas