La herencia suiza de Don Juan se gastó en deudas

Los dos millones de francos suizos que le correspondieron al Rey Don Juan Carlos por la herencia de su padre Don Juan, al fallecer éste en 1993, se gastó en hacer frente a deudas y obligaciones de los Condes de Barcelona, según informaron hoy en fuentes de la Casa Real.

La cuenta del Rey Don Juan Carlos en la Societe Generale Alsacienne, en la que se ingresó la herencia de Don Juan fue cancelada antes de 1995. Estas fuentes indicaron, que tras el cierre de esta cuenta, el monarca no ha vuelto a tener ninguna cuenta en la extranjero.

En cuanto al pago de las obligaciones tributarias de esa herencia, las fuentes tienen "la convicción" de que los albaceas se ocuparon de liquidarlo, destacando que Hacienda tampoco tiene posibilidad de explicarlo, al tratarse de datos de hace casi 20 años.