La Guardia Civil libera a una mujer a la que obligaban a ejercer la prostitución en Requena

Agentes de la Guardia Civil han liberado a una mujer a la que presuntamente obligaban a ejercer la prostitución en la localidad valenciana de Requena, y que se encontraba encerrada con candado en una habitación de una vivienda, en condiciones "infrahumanas", según ha informado el instituto armado en un comunicado.

En el transcurso de la operación, los agentes han detenido a cuatro personas, de nacionalidad española y rumana, que eran presuntos integrantes de una banda organizada dedicada al robo de viviendas. Con esta actuación, además de liberar a la víctima, de 20 años, la Guardia Civil ha esclarecido hasta el momento un total de 30 robos en viviendas perpetrados por esta banda, principalmente en Requena.


Efectivos de la Guardia Civil investigaban desde comienzos de este año una serie de robos cometidos en viviendas, principalmente en la localidad de Requena. Por ello, se inició la operación 'Nudi', para identificar, localizar y detener al autor o supuestos autores de estos hechos delictivos.

Fruto de las gestiones realizadas, los agentes averiguaron que se trataba de un grupo organizado presuntamente dedicado al robo en viviendas en la localidad de Requena. En el marco de este operativo y en la primera fase de explotación, el pasado viernes los agentes encargados del caso realizaron un primer registro en una vivienda ubicada en la localidad de Requena, donde hallaron varios efectos de procedencia ilícita, así como útiles que empleaban para cometer estos robos, como juego de llaves maestras, ganzúas, peines y palanquetas.

En este registro, la Guardia Civil liberó a una mujer de 20 años y de nacionalidad rumana, que se encontraba encerrada con candado en una de las habitaciones de este domicilio, en "condiciones infrahumanas" y supuestamente obligada a ejercer la prostitución.

LABORATORIO DE MARIHUANA

En una segunda fase de explotación de esta operación, se realizó un segundo registro en otra vivienda en Requena, donde se intervino diversos efectos de procedencia ilícita, y donde los agentes localizaron un laboratorio clandestino dedicado al cultivo ilegal de marihuana, perfectamente preparado para la elaboración de esta droga. Los efectivos se incautaron de un total de 27 de plantas así como diverso material utilizado para su cultivo.

Por todo ello, los agentes detuvieron el viernes a cuatro hombres, dos de ellos de nacionalidad española y otros dos rumanos, de edades comprendidas entre los 31 y los 63 años, como supuestos autores de un delito de robo con fuerza, trata seres humanos y contra la salud pública. Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Requena.

Según las investigaciones realizadas por la Guardia Civil hasta el momento, este grupo está presuntamente implicado en 30 robos con fuerza en viviendas ubicadas principalmente en la localidad de Requena, aunque se esperan esclarecer más hechos a medida que avancen las investigaciones y no se descartan nuevas detenciones.