La Guardia Civil inspecciona desde el mar y desde tierra la isla de Perejil sin avistar a nadie en todo el territorio

Se había informado de la presencia de cinco activistas
Una patrullera de la Guardia Civil se ha desplazado esta tarde a la isla de Perejil y no ha avistado en el territorio a ningún militante pro marroquí, según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio del Interior.

Estas mismas fuentes han precisado que ha sido a primera hora de la tarde cuando la patrullera del Instituto Armado se ha acercado al lugar para realizar una inspección por mar y por tierra ante la posible ocupación de la isla por parte de militantes pro marroquíes.

Sin embargo, en esa inspección realizada no han observado a ninguna persona.

A primera hora de la tarde, el presidente del Comité de Coordinación para la Liberación de Ceuta y Melilla, Yahya Yaya, informó de que cinco miembros de la organización llegaron pasadas las 16.45 horas a la isla de Perejil a nado y provistos de una bandera de Marruecos para denunciar lo que consideran los "territorios ocupados" por España en el Norte de África.

En declaraciones a Europa Press, Yahya ha señalado que los activistas han alcanzado este islote deshabitado "a nado, provistos de aletas y con alimentos suficientes para aguantar 15 días".

Por su parte, la Delegación del Gobierno en Ceuta también ha negado que se haya ocupado el islote de Perejil como ha anunciado este domingo el autodenominado Comité de Liberación de Ceuta y Melilla que preside el senador marroquí Yahya Yahya.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la institución gubernamental, tanto la Guardia Civil como la Gendarmería "han confirmado que el islote sigue deshabitado", como establece el 'status quo' del islote, situado a 200 metros de la costa marroquí y ocho kilómetros de la ciudad española de Ceuta.

La citada fuente ha asegurado que "no ha habido ni toma, ni oposición ni nada en la Isla de Perejil" tras tener conocimiento de la noticia difundida por el Comité de Liberación de Ceuta y Melilla', según la cual cinco de sus activistas habían llegado a nado con una bandera de Marruecos a este islote deshabitado.

El portavoz de la Delegación del Gobierno ha subrayado que "en todo momento se ha mantenido la estrecha colaboración entre España y Marruecos para mantener el status quo" del islote, es decir deshabitada y sin que exista ningún símbolo de soberanía por parte de los dos países que reclaman el islote como propio.

Así, ha destacado que tanto la Guardia Civil como la Gendarmería han hecho una inspección de la zona y han comprobado que no hay nadie, al contrario de lo que afirma la organización que dirige Yahya Yahya.