La Guardia Civil de Salamanca desarticula una banda organizada que robaba en viviendas habitadas

Las primeras investigaciones comenzaron tras el aumento de los robos en localidades como Cabrerizos, Carrascal de Barregas y Aldeatejada.

La Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca, en su lucha contra la delincuencia organizada ha desarticulado entre los días 22 y 23 de mayo, en las provincias de Segovia y Madrid, un grupo criminal cuya principal actividad era los robos con fuerza en viviendas habitadas situadas en los extrarradios de las ciudades.

 

Las investigaciones llevadas a cabo por el Área de Delincuencia Patrimonial-Económica de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Salamanca, se iniciaron como resultado del aumento en los últimos meses de robos en viviendas habitadas, en localidades de los extrarradios de Salamanca, como Cabrerizos, Carrascal de Barregas y Aldeatejada. Estos hechos delictivos eran cometidos utilizando un modus-operandi muy similar, pareciendo que detrás de ellos se encontraría un grupo criminal perfectamente organizado que aseguraría la comisión del delito. Este grupo, tal y como se ha podido comprobar en la realización de las correspondientes Inspecciones Oculares utiliza medios y herramientas sofisticadas, eligiendo viviendas habitadas, en las que sus moradores se habían ausentado temporalmente y que no tenían sistemas de alarma instalados.

 

En esta investigación se ha llegado a identificar a todos los miembros del grupo criminal, cuya base de operaciones se encontraba situada en las ciudades de Madrid y Alcorcón (Madrid), desde donde este grupo partía para cometer hechos delictivos en cualquier lugar de la geografía nacional. Posteriormente, los detenidos se repartían los efectos del delito y los vendían en el mercado negro.

 

Los detenidos MMLC de 31 años, AMJM de 33 años, JABC de 30 años, LCBV de 22 años y RDD de 27 años son todos de origen sudamericano, algunos contaban con antecedentes policiales, usaban documentación falsa  y dos de ellos se encuentran en situación irregular en España.

 

La operación policial denominada “SAIPAD”, dirigida por el Juzgado de  Instrucción nº 2 de Salamanca, ha permitido desarticular este importante grupo criminal que tenía en jaque a las fuerzas policiales de numerosas provincias españolas y se le considera responsable del incremento en el número de delitos de robos con fuerza en vivienda habitada en Salamanca y otras provincias españolas. Las primeras detenciones se realizaron en la localidad de San Rafael (Segovia), con el apoyo de dicha Comandancia, cuando componentes de este grupo regresaban a Madrid después de haber cometido un robo en un Chalet de Verín (Orense)

 

En los registros efectuados se han recuperado efectos procedentes de robos cometidos por este grupo criminal, por el momento se le atribuye unos 30 delitos a la espera que la investigación, la cual continua abierta, esclarezca más delitos cometidos por este grupo criminal. Es por ello que no se descartan nuevas detenciones.

 

Las provincias donde este grupo criminal ha actuado son aparte de Salamanca, las de Madrid, Guadalajara, Orense, León, Cáceres, Soria, Valladolid y Zamora.

 

Este grupo criminal estaba fuertemente jerarquizado y estructurado en varios escalones, el primer escalón era el encargado de reconocer los objetivos y dar seguridad en los robos, el segundo escalón era el que ejecutaba los robos y el tercer y último escalón era el encargado de vender los efectos sustraídos.

 

Detenidos y diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Salamanca.