La Gestora del PSCyL da un 'toque de atención' a los militantes tras el cruce de acusaciones

La Comisión Gestora que administra el Partido Socialista de Castilla y León ha pedido a los militantes que eviten dirimir sus discrepancias fuera de los cauces del partido y que eviten expresiones que puedan suponer un "menosprecio" hacia otros compañeros de formación.

Así se recoge en un comunicado enviado a las comisiones ejecutivas provinciales, comarcales y locales para su difusión a todos los afiliados en el que recuerda la voluntad expresa del organismo gestor de ejercer la tarea "con el máximo consenso entre sus miembros" y su deseo "inequívoco" de "contribuir a que el proceso abierto se desarrolle en un clima de sosiego, reflexión y respeto" que permita afrontar "con confianza" el "complejo futuro" que tiene por delante y "ya a muy corto plazo".

"Estamos convencidos de que nuestra labor tiene que estar más dirigida a mirar hacia adelante que a revisar el pasado, garantizando con exquisita neutralidad e imparcialidad un procedimiento que, dentro de las reglas establecidas, sirva finalmente para fortalecer nuestras expectativas ante la sociedad, recuperando la confianza, el apoyo y el aprecio ciudadano", señala el comunicado, al hilo de lo cual han realizado este llamamiento "a todos y cada uno de los militantes", y a cuantos representan a la formación en las instituciones, al tiempo que ha pedido su colaboración en el desarrollo de esta tarea.

"Les pedimos expresamente que ejerzan sus derechos como socialistas a través de los cauces que el propio Partido tiene establecidos, que no adopten iniciativas de dudoso encaje en las normas estatutarias, que no diriman sus lícitas discrepancias en otros ámbitos, que eviten declaraciones, expresiones o actitudes que puedan suponer menosprecio para otros compañeros, que contribuyan en definitiva a que, en este complicado trance que vivimos como organización política representativa, seamos capaces entre todos de reducir la tensión y de recuperar la normalidad que debe presidir tanto nuestra vida interna, como nuestra presencia en la sociedad", ha señalado la Gestora.

Así, este organismo confía en que las "legítimas diferencias" que puedan existir dentro del partido "sean compatibles con la responsabilidad y con el respeto", y se encaucen dentro de la organización, de modo que el recurso a las vías disciplinarias "sea siempre el último y lamentable remedio".