La gasolina y el gasóleo se encarecen hasta un 0,9% en la antesala del puente

Gasolina, gasolinera, carburante

Los precios de la gasolina y del gasóleo han subido un 0,3% y un 0,9%, respectivamente, con respecto a la semana anterior, en la antesala del puente de la Constitución.

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé cinco millones de desplazamientos para el puente, que se ampliará al lunes en las siete comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Murcia y La Rioja) que han trasladado al lunes la festividad de la Inmaculada.


En concreto, el litro de gasolina cuesta 1,405 euros y suma dos semanas por encima del umbral de los 1,4 euros. Su precio es apenas un 0,4% superior al de enero y un 2,1% superior al de la misma semana del año pasado.

Por su parte, el litro de gasóleo supera por primera vez desde finales de octubre la cota de los 1,35 euros y se sitúa en 1,356 euros. Este precio es un apenas un 0,1% superior al de la misma semana del año pasado, pero un 0,4% inferior al de enero.

Estos combustibles encadenan tres semanas consecutivas al alza que les alejan de la contención de precios experimentada en octubre y noviembre, cuando llegaron a sumar ocho semanas a la baja. Esta tendencia había hecho que la gasolina llegase a registrar un mínimo anual en noviembre.

El automovilista que desee llenar estos días un vehículo de gasolina con un depósito medio de 55 litros de capacidad tendrá que dedicar 77,2 euros, mientras que en el caso del gasóleo el precio se sitúa en 74,5 euros.

Las subidas de la última semana se producen en un contexto de estabilización de precios del petróleo. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, se cambiaba por 111 dólares, mientras que el Texas 'sweet light' cotizaba en Nueva York en 97 dólares.

PRECIOS EN LA UE

Los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,542 euros y a 1,575 euros en la zona euro. Por su parte, el precio del litro de gasóleo asciende a 1,437 euros de media en la UE de los 28, y a 1,423 euros en la zona euro.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos autonómicos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.