La garra del 'león' no puede con el Barcelona

El Barça acabó dando la vuelta al marcador con más garra que atino en el juego y liderado por un Neymar que puso la puntilla ya en el descuento.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves, Piqué, Vermaelen (Busquets, min.70), Mathieu; Mascherano, Rakitic, Sergi Roberto; Messi, Suárez y Neymar.

  

ATHLETIC CLUB: Herrerín; Lekue, Bóveda, Laporte, Balenziaga; San José, Rico (Beñat, min.57); Williams, Eraso (Muniain, min.73), Susaeta (Sabin Merino, min.57); y Aduriz.

 

GOLES.

 

   0-1. Min.12, Williams.

   1-1. Min.53, Suárez.

   2-1. Min.83, Piqué.

   3-1. Min.91, Neymar.

 

ÁRBITRO: Hernández Hernández (C. Las Palmas). Amonestó a Suárez (min.70) en el FC Barcelona y a Rico (min.22), Balenziaga (min.39), Lekue (min.52) en el Athletic Club.

 

ESTADIO: Camp Nou, 63.405 espectadores.

El FC Barcelona estará en las semifinales de la Copa del Rey al ganar este miércoles al Athletic Club (3-1) en el Camp Nou en un partido en el que tuvo que remontar el gol inicial de Iñaki Williams y reponerse a un inicio fulgurante de los 'leones', que pudieron lograr una pronta remontada aunque no afinaron su puntería y, por contra, el Barça acabó dando la vuelta al marcador con más garra que atino en el juego y liderado por un Neymar que puso la puntilla ya en el descuento.

   

Dos caras bien distintas tuvo este partido de vuelta. En la primera, el Athletic monopolizó el juego y las ocasiones, así como el gol. Tuvo varias ocasiones el equipo de Ernesto Valverde, por mucho que entre los tres palos solo estuviera dirigido el tanto de Williams, y la sensación que dejó fue de dominio claro. En la segunda, más igualada, mejoró el Barça y empató Suárez, hasta el momento desaparecido, y ya en el 'empujón' final del Athletic los blaugranas despertaron y sentenciaron por vía de Piqué y Neymar, el mejor de los catalanes.

  

En los últimos diez minutos del partido el Barça tuvo más ocasiones que en los minutos restantes. Se despertaron a tiempo, se desperezaron justo cuando veían peligrar su billete para semifinales, y acabaron noqueando a un Athletic que se desmoronó al ver que su buen inicio de partido no se había transformado en más goles. Lo intentaron, pero el Barça sacó a relucir su 'punch', que no buen juego, brillante por su ausencia, y acabó todo. Remontada y sentencia de un Neymar que, por cierto, acabó cojeando.

  

Y eso que Herrerín se empeñó en ser un héroe y en intentar dar el mensaje a sus compañeros de que con un gol más estarían ellos en semifinales. Le costó al Barça remontar por Herrerín, y al Athletic le pasó factura su gran inicio de partido. Se dejaron las pilas descargadas antes de tiempo. Así, cuando buscaban el gol de la prórroga ya con 1-1, su guardameta sacó varias veces el tanto decisivo que finalmente logró, tras un córner, Gerard Piqué de cabeza.

  

El Athletic salió a por todas, a comerse el mundo, adoptando riesgos necesarios para buscar la remontada y, al descanso, le había salido muy bien la cosa. Al final, no tanto, aunque seguramente se irán contentos con su entrega y su apuesta. El gol de Iñaki Williams abrió pronto la lata y los 'leones' tuvieron varias ocasiones en las que enseñaron las garras y no marcaron el 0-2, que les daba el billete a las semifinales, por falta de acierto y por mala fortuna. En un Camp Nou de pobre entrada, la peor de la temporada, el Athletic se vio capaz de hacer la gesta.

  

No tuvo ocasiones el Barça hasta prácticamente el final de la primera parte, y llegaron con dos faltas directas de Leo Messi y gracias a Neymar, el único que dio sensación de peligro, y muchas en los últimos minutos, cuando sí aculó al Athletic para rematar la faena. Neymar fue el mejor, y logró finalmente el gol, pero estuvo falto de determinación a la hora de disparar, buscando más el contacto que el disparo. Parecía que buscara más provocar a los 'leones' que no a Herrerín, aunque el poco peligro blaugrana fue suyo y obtuvo su premio.

  

Todo lo contrario pasaba en el bando visitante. El Athletic, con una presión altísima de inicio que le funcionó a las mil maravillas, pudo haber hecho el trabajo en el primer cuarto de hora. En este espacio de tiempo marcó Williams, su tercer gol en Copa y aprovechando un pase de precisión quirúrgica de Aduriz para ganar en carrera a un despistado Mathieu, superar por velocidad a Marc-André Ter Stegen y marcare a portería vacía con el exterior de su pie derecho.

  

Y Eraso, en el '15, tuvo el segundo en sus botas. Tuvo en su poder el meter al Athletic virtualmente en semifinales en un cuarto de hora, pero su remate se marchó lamiendo el palo de Ter Stegen. Buena jugada de Williams, que habilitó al mediapunta para que este probara fortuna. Los 'leones', desplegando físico y fuerza, descolocaron a un Barça incrédulo, apático, incapaz de hacer jugar a sus hombres en el centro del campo y dejando al tridente anulado, desconectado del grupo.

  

En la segunda parte, se fueron fundiendo poco a poco hasta acabar agotados, desconectados. Tuvieron una buena doble ocasión para marcar el segundo, con Sabin Merino y Eraso, que hubiera cambiado las cosas pues el marcador era de 1-1 entonces. Pero no pudo aparecer Aduriz, ni volver a arañar Williams, y poco a poco se esfumó el sueño del Athletic de estar en semifinales y aspirar a una Copa que, en sus últimas finales, les fue birlada por el Barça. Ahora, será el Barça quien intente meterse en otra final de 'su' competición, pues reina en el palmarés holgadamente.