La gala de los Goya, la menos vista en cinco años

La ceremonia de entrega de los Premios Goya reunió ante la televisión este domingo a 3.567.000 espectadores, el 19,8 por ciento de la cuota de pantalla, lo que la convierte en la gala menos vista desde 2009 por número de espectadores y desde 2008 por cuota de pantalla.

La gala es la séptima más vista desde 1994 por número de espectadores, superada por la de los últimos cuatro años, la de 2005 y la de 1999. En el parámetro de cuota de pantalla --que mide el porcentaje de personas que vieron la gala del número total de espectadores que en ese momento estaban viendo la televisión-- los premios de este año quedan peor, en el puesto 16 del ránking.

En estos últimos 20 años de historia de premios Goya, la gala más vista por número de espectadores fue la de 2010, con 4.656.000 espectadores (26,4%) de la cuota de pantalla. Fueron los primeros Goya que se emitían sin anuncios, debido a la nueva ley de Financiación de RTVE. Tras esa gala se sitúa la de 2011, con 4.340.000 espectadores (25,4%); la de 2012, con 4.156.000 (23,3%); la de 2013, con 3.917.000 (22,2%); y la de 1999 con 3.688.000 (33,5%).

Las cintas 'Vivir es fácil con los ojos cerrados', de David Trueba, y 'Las Brujas de Zugarramurdi', de Álex de la Iglesia, han sido las grandes triunfadoras de los Premios Goya 2014, con seis y ocho galardones, respectivamente.

La película de Trueba se ha alzado con los premios principales, Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor, Mejor Guión Original y Mejor Actor, así como los de Mejor Canción Original y Mejor Actriz Revelación. Además, con ella Javier Cámara ha conseguido su primer Goya, después de seis nominaciones, lo mismo que le ha ocurrido a David Trueba.