La Fundación Toro de Lidia emprende acciones legales contra los antitaurinos que desean la muerte a Adrián

Tuit de la Fundación del Toro de Lidia

La Fundación Toro de Lidia emprenderá acciones legales en contra de quienes hayan emitido en las redes sociales comentarios ofensivos contra Adrián, un niño enfermo de cáncer a quien le gustaría ser torero.

La Fundación Toro de Lidia emprenderá acciones legales en contra de quienes hayan emitido en las redes sociales comentarios ofensivos contra Adrián, un niño enfermo de cáncer a quien le gustaría ser torero.

 

Desde la fundación han confirmado que el hecho "es denunciable" y que va a tomar medidas legales, después de haber hablado con la familia del menor. Si bien, precisamente este lunes los responsables jurídicos están definiendo los términos de la querella.

 

El caso se produce después de que Adrián, un niño que tiene la enfermedad Sarcoma de Ewing, hiciera el 'paseillo' este sábado durante una corrida benéfica organizada por su padre. El menor de 8 años, cuyo sueño es ser torero, ha recibido el apoyo de numerosos toreros, como El Soro, Vicente Barrera, Enrique Ponce, Fomán, Fernando Beltrán, Ginés Marín o Rafaelillo. La iniciativa pretendía recaudar fondos para la Fundación de Oncohematología Infantil.

 

Ese mismo día, en la red social Twitter se emitieron algunos comentarios ofensivos procedentes de contrarios a la tauromaquia. A raíz de la polémica los perfiles desde los que se produjeron los comentarios más ofensivos han sido cerrados.

 

De acuerdo con los pantallazos, retuits o respuestas realizados por otros usuarios de estos perfiles ya cerrados, el tuit de Aizpea Etxezarraga decía exactamente: "¿Que qué opino yo? Yo no voy a ser políticamente correcta. Qué va. Que se muera, que se muera ya. Un niño enfermo que quiere curarse para matar a hervíboros inocentes y sanos que también quieren vivir. Anda yaaa! Adrián, va a morir".

 

Del mismo modo, otros tuit de Manuel_Ollero, también cerrado posteriormente, según las reproducciones del mismo: "Qué gasto más innecesario se está haciendo con la recuperación de Adrián, el niño este que tiene cáncer, quiere ser torero y corta orejas". A este tuit añade: "No lo digo por su vida, que me importa 2 cojones. Lo digo porque probablemente esté siendo tratado en la sanidad pública. Con mi dinero".