La Fundación del Patrimonio Histórico entrega la restauración de los ábsides de San Pedro

La Fundación del Patrimonio Histórico ha dirigido, supervisado y financiado los trabajos, con la colaboración de la parroquia y el Obispado de Ávila, que aportan el 50 por ciento de un presupuesto que asciende a 416.000 euros. Con las obras se ha solucionado el problema de humedades y filtraciones que se sufría y han dado lugar al descubrimiento de pinturas ocultas del siglo XVI.

La Fundación del Patrimonio Histórico ha entregado la restauración de los tres ábsides de la iglesia de San Pedro de Ávila, así como la de las pinturas murales, los retablos y bienes inmuebles y ornamentales que albergan en su interior, que han sufrido una actuación integral en la que se ha acabado con el grave problema de humedades y filtraciones que sufría y que provocaba la descomposición de la tierra, y que, además, han dado lugar al descubrimiento de pinturas del siglo XVI que permanecían ocultas hasta ahora.

 

A la presentación de los trabajos concluidos han asistido Pablo Luis Gómez, representante de la Fundación Caja de Ávila en el patronato de la Fundación del Patrimonio Histórico; el párroco de San Pedro, Diego Martín, el director de la FPH, Ramón Álvarez Vega; y el delegado de patrimonio de la diócesis de Ávila, Óscar Robledo.

 

Según explicó Gómez, que destacó las intervenciones que ya se han hecho en otros lugares como las iglesias de San Martín de Ávila y Arévalo, San Vicente, San Andrés o la capilla natal de La Santa, "hemos quedado totalmente satisfechos", y esto "demuestra la importancia que tiene para nosotros el patrimonio de esta provincia", y recordó que la próxima obra cofinanciada es la del pórtico de la fachada occidental de la Catedral de El Salvador.

 

Por su parte, el párroco Diego Martín destacó que " los inconvenientes han sido los mínimos durante las obras" y se han desarrollado "con absoluta normalidad, sin incidencias", y también aprovechó para destacar que "la iglesis tiene un compromiso con el patrimonio, porque parte de esta obra se ha financiado con bienes propios de la parroquia que nos cuesta mucho conseguir".

 

Ambas intervenciones -exterior e interior- junto con los estudios previos, la redacción de los dos proyectos, la dirección facultativa y los trabajos arqueológicos asociados a la obra suman una inversión total de 416.000 euros y la Fundación del Patrimonio Histórico ha dirigido, supervisado y financiado los trabajos, con la colaboración de la parroquia y el Obispado de Ávila, que han aportado el 50 por ciento del presupuesto. Las obras han durado unos diez meses, con la participación de una treintena de profesionales.

 

La iglesia de San Pedro es una de las primeras construidas después de la repoblación, incluida dentro de la declaración de Ávila como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Situada extramuros, en la plaza del Mercado Grande, se levanta hacia el año 1130 y sufre obras en los siglos XIII y XIV.