La Fundación de Bingos de Castilla y León dona un vehículo a Pronisa

Esta iniciativa se enmarca dentro de la obra social de esta fundación a la que destinan el 0,10% de la venta de cartones las veinte salas de bingo de la región, y con lo que han invertido unos 130.000 euros para la compra de nueve vehículos para las provincias castellano y leonesas, que el caso de Ávila ha sido donado a esta organización para personas con discapacidad intelectual.

La Fundación de Bingos de Castilla y León ha hecho entrega en Ávila de una de las nueve furgonetas de tipo turismo que han repartido por todas las provincias de la región, a la asociación Pronisa, en un acto que ha tenido lugar en la sede de la sala abulense de bingo, en la que han estado presentes el gerente del centro abulense, Julián Garcinuño, y el presidente de la organización sin ánimo de lucro, Manuel Maíz.

 

Según apuntó el propio Maíz en la entrega del vehículo, “ya estuvimos hace dos días en la Consejería de Presidencia de la Junta en Valladolid, donde se hizo entrega de los nueve coches”, pero “queríamos agradecer aquí en Ávila personalmente al gerente del Bingo abulense y que los ciudadanos puedan conocer su iniciativa

 

El presidente de Pronisa ha apuntado que con esto “favorecen la movilidad en el mundo de la discapacidad”, y ha destacado que “no teníamos ningún vehículo tipo turismo”, por lo que “nos viene muy bien para uno de los objetivos que tenemos marcados este año que es extender nuestra labor por el mundo rural, y este turismo va a facilitarnos el poder movernos más fácilmente, en vez de usar los furgones con los que contamos”. Es hora, aseguró de “trabajar más en el mundo rural, donde se trabaja poco” y esto “ayudará a movernos un poco mejor, facilitando nuestra labor”.

 

Por su parte, Garcinuño ha destacado que “pertenecemos a la Fundación de Bingos de Castilla y León, donde estamos englobadas las veinte salas de bingo que hay en la región, y en ella, que se creó en el año 2006, hemos realizado diferentes iniciativas”. Tal  y como destacó, “no hace mucho se rehabilitó en Alba de Tormes la capilla de Santa Teresa y su retablo y ahora nos hemos decidido por la discapacidad con la entrega de estos nueve vehículos”, una idea de que “sirva para la movilidad de personas con discapacidad intelectual”, con una inversión total de 130.000 euros. Y todo esto lo consiguen, según explicó, gracias a que “esta fundación se nutre de 0,10% de la venta de los cartones en las salas, que aportamos todos para obra social”.