La FSP-UGT de Ávila no espera a la negociación y comienza con las reclamaciones de la paga extra de 2012

José Carlos Pajares (i), secretario provincial de la FSP-UGT

La Federación de Servicios Públicos de UGT de Ávila se desmarca de la organización regional y ya está presentando a la Junta de Castilla y León las reclamaciones de la parte proporcional de la paga extraordinaria retirada a los empleados públicos en diciembre de 2012

El secretario provincial de la FSP-UGT de Ávila, José Carlos Pajares, ha informado este viernes que esta organización no esperará más tiempo a la negociación que se lleve a cabo con la Junta de Castilla y León y ya está presentando a la Administración Regional las reclamaciones de la parte proporcional de la paga extraordinaria retirada a los empleados públicos en diciembre de 2012, en lo que a sus afiliados se refiere.

 

Pajares ha señalado que "las confusas declaraciones de la consejera de Hacienda, que cada vez dice una cosa, y el hecho de que el Gobierno Central está impugnando cualquier acuerdo al que llegue una administración pública con sus trabajadores" han motivado esta decisión. Así, el sindicato presentará todas las reclamaciones previas de sus afiliados a la Junta de Castilla y León, y acudirá después al juzgado de lo Contencioso Administrativo de Ávila para interponer las consiguientes demandas.

 

La FSP-UGT tramitará entre 400 y 500 reclamaciones individuales de cantidades de funcionarios estatutarios, ya que los laborales se rigen por otra normativa, "porque vemos que no hay forma de llegar a un acuerdo claro con la Junta". De igual manera, aconsejan a todos los trabajadores funcionarios estatutarios de la Junta que interpongan las reclamaciones previas por los medios que ellos estimen oportunos.

 

José Carlos Pajares considera que "ha habido suficiente tiempo para el diálogo y creemos que la Junta pretende dilatar lo más posible la devolución de este dinero", aunque apunta que se seguirá negociando a nivel regional y se ceñirán al acuerdo en caso de que se llegue a alguno.

 

Desde este sindicato consideran que la situación les es propicia porque las sentencias favorables superan ya la docena en la provincia de Ávila.