La FSP pide a la Junta que investigue a Cofely y Dalkia en Ávila por "demasiadas casualidades" en la Operación Púnica

La Federación de Servicios Públicos de UGT en Ávila ha solicitado al Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León que investigue la situación contractual del servicio de mantenimiento del Complejo Hospitalario de Ávila tras conocer que cuatro de los detenidos en la Operación Púnica llegaron a Cofely desde Dalkia, ambas concesionarias de este servicio.

La Federación de Servicios Públicos de UGT presentó el pasado 7 de noviembre un escrito al Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, Francisco José Sánchez, en el que solicitan que se investigue la situación de las empresas Dalkia y Cofely, adjudicatarias ambas del servicio de mantenimiento de Complejo Hospitalario de Ávila, después de conocer que cuatro de los implicados en la trama Púnica pasaron por Dalkia antes de llegar a Cofely.

 

El secretario provincial de la FSP, José Carlos Pajares, ha valorado que, si bien "no tiene por que pasar nada", la situación es "extraña y con muchas casualidades que deben ser aclaradas en pro de la transparencia". Pajares ha señalado que Cofely, empresa salpicada por esta trama de corrupción, relevó a Dalkia en la gestión del mantenimiento del Complejo Hospitalario de Avila sin que esta hubiera terminado su concesión y ha añadido que le resulta "demasiada casualidad" que cuatro de los empleados de Cofely implicados en la Operación Púnica llegasen a esta empresa precisamente desde Dalkia.

 

Según ha indicado el sindicalista este jueves, entre los cuatro implicados se encuentran Constantino Álvarez de la Cueva, que ocupó el puesto de Director General en Dalkia para ser luego Director Comercial en Cofely España y Pedro García Pérez, director de mercado público de Cofely e identificado como "principal interlocutor y articulador de la red de tráfico de influencias y de pago de cohechos de la que se sirve la empresa para lograr adjudicación de contratos públicos millonarios en diversas administraciones públicas, incurriendo presuntamente en los delitos de organización criminal, tráfico de influencias, cohecho, falsificación de documentos, utilización de información confidencial, malversación y fraude".

 

Al parecer, ambos trabajaron en Dalkia entre 2009 y 2012, periodo en que se firmaron los contratos con el Complejo Hospitalario de Ávila.

 

El secretario provincial de la FSP ha asegurado que el Delegado de la Junta es "la persona idónea" para llevar a cabo esta investigación ya que tiene acceso tanto a los pliegos de adjudicación de las empresas como a los movimientos econóicos y pagos realizados. Pajares, así, ha pedido a Francisco José Sánchez que "nos confirme que no hay ningún problema".