La FSP de UGT denuncia que la Junta pone en riesgo a sus Agentes Medioambientales

La Federación de Servicios Públicos de UGT ha denunciado que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente dependiente de la Junta de Castilla y León pone en grave riesgo a suAgentes Medioambientales al obligarles, mediante un escrito enviado a todos los miembros de este colectivo, a que realicen servicios de control de cazadores durante el ejercicio de la caza.

Desde la FSP señalan que este, uno de los cometidos de estos trabajadores, estaría dentro de la normalidad si no fuese porque la propia Junta de Castilla y Leon, hace unos meses, les obligo a entregar el arma reglamentaria con que realizaban este tipo de servicios, además de que dicho personal en la mayoría de las ocasiones realiza el servicio de manera individual, y no en parejas como marca la normativa previendo estos riesgos .

 

El sindicato recuerda que tanto la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales como, entre otros, el propio reglamento del cuerpo de estos funcionarios, así lo regula, y que con esta obligatoriedad, "la Junta de Castilla y León en la Comunidad y el Servicio Territorial de Avila en esta provincia infringen dicha normativa".

 

Desde UGT-FSP afirman que seguirán denunciando estas irregularidades "pese al temor que tenemos porque pueda suceder una desgracia personal ya que estos funcionarios sí están realizando muchos de esos  controles a pesar del riesgo que ello conlleva, máxime ahora que les han retirado el arma corta (pistola ) con la que desarrollaban su trabajo en la lucha contra el Furtivismo, Incendios Forestales, Residuos Peligrosos, Vertidos , etc…dejándoles en inferioridad de condiciones frente a infractores, al ser estas actividades en muchas ocasiones consideradas como infracciones muy graves e incluso delitos, lo que  conllevaría la pena de cárcel para el infractor".