La fortuna de Amancio Ortega sigue embalada ladrillo a ladrillo

Amancio Ortega es conocido mundialmente por ser el fundador de Inditex, uno de los grupos textiles más importantes y rentables del mundo. Pero la riqueza del segundo hombre más rico del mundo no está hecha a base de americanas elegantes y bolsos de última tendencia. 
 


La fortuna de Amancio Ortega en ladrillo es especialmente destacable. Aunque apenas se conocen detalles de la biografía de este empresario nacido en León, lo que sí se sabe es que tras su salida de la Presidencia de Inditex, Ortega ha centrado su actividad en la inversión inmobiliaria, lo que le ha llevado a ser el 'casero' no solo de sus tiendas, sino de la competencia.

 

A la hora de invertir su patrimonio, el empresario afincado en A Coruña tiene una preferencia clara: Londres. La capital británica está siendo testigo de cómo Ortega desembolsa parte de su fortuna para hacerse con algunos de los edificios más emblemáticos dentro del circuito comercial.

 

La última 'víctima' ha sido el Almack House, un edificio de oficinas de 9.700 metros cuadrados en el Barrio de St. James por el que ha desembolsado la nada desdeñable suma de 320 millones de euros.

 

Hace tan sólo uno meses, en abril de 2015, Amancio Ortega desembolsaba más de 550 millones de euros para convertirse de nuevo en el 'casero' de Primark en el 14-28 de Oxford Street, también en Londres. En esta ocasión, el inmueble cuenta con 20.000 metros cuadrados.

 

A principios de este mismo año, el dueño del grupo que engloba firmas como Zara o Massimo Dutti también compraba el edificio de la sede internacional de la minera Rio Tinto por 335 millones de euros. El inmueble, localizado en St. James's Square, cuenta con 11.000 metros cuadrados.

 

Pero la 'londonización' de su capital no ha comenzado en 2015 sino que en los últimos cinco años, el millonario ha ido adquiriendo varios edificios como las oficinas Devonshire House en el West End de la ciudad británica por 480 millones de euros. En 2011, y por 250,4 millones de euros, compró otro edificio en Oxford Street de 4.000 metros cuadrados.


 

INVERSIONES EN TODO EL MUNDO

 

Los ojos del empresario no sólo se han fijado en Londres sino que sus inversiones inmobiliarias se reparten por Europa y al otro lado del charco.

 

La última compra fuera de Londres fue en Miami Beach, donde adquirió una manzana de locales comerciales de 4.500 metros cuadrados en Lincoln Road por 332 millones de euros. A principios de 2013, Ortega se hizo con un bloque de edificios en Nueva York de 5.200 metros cuadrados por más de 69 millones de euros.

 

En España, su última adquisición fue el edificio de Gran Vía 32, con 36.376 metros cuadrados, que es donde hoy podemos encontrar la segunda mayor tienda de Primark en el mundo.