La Fiscalía precisa que no hay ninguna decisión nueva sobre la Infanta Cristina

Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina
El juez da validez a los emails aportados por Torres, quien intentó probar con ellos que la Casa Real supervisaba las actividades de Nóos


PALMA DE MALLORCA, 27 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía Anticorrupción no ha tomado aún ninguna decisión sobre la situación procesal de la Infanta Cristina en el caso Nóos, en el que está imputado su marido Iñaki Urdangarín, además del exsocio de éste Diego Torres, su esposa Ana María Tejeiro y el secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, informaron a Europa Press fuentes fiscales.

Así, las citadas fuentes han aclarado que la Fiscalía aún no ha tomado ninguna decisión al respecto y que tampoco ha presentado ningún escrito sobre este asunto. Los investigadores ya anunciaron el pasado día 16, tras la declaración de Diego Torres, que no tenían previsto por el momento llamar a declarar a la Infanta Cristina ni como imputada, ni como testigo, y por el momento tampoco han adoptado ningún acuerdo al respecto.

Lo que sí se ha conocido hoy es una providencia del juez instructor de la causa, José Castro, en la que da validez como prueba a los emails aportados por Torres, quien intentó probar con ellos que la Casa Real supervisaba y estaba al corriente de las actividades de Nóos.

En concreto, mediante la nueva resolución, el magistrado ha desestimado la petición que efectuó la representación procesal de Robert Cookx, presunto testaferro de Urdangarin en Suiza, de investigar la procedencia de los correos electrónicos incorporados a la causa de forma que se determinase si podían o no constituir prueba lícita en la causa.

Uno de los nombres que más figura en los emails es el de García Revenga, quien en un correo remitido al Duque, ya en octubre de 2003, le ofrecía instrucciones sobre la forma como el marido de la Infanta debía responder a diversas propuestas empresariales. Un correo que comenzaba diciendo "creo que puedes contestar que te tomarás mucho interés en el tema" y en el que además se despedía del Duque con un "que seas bueno, que sé que te costará".

El email, incluido entre los numerosos correos aportados por Torres, a los que tuvo acceso Europa Press, está fechado en concreto el 29 de octubre de 2003, un año antes de que el yerno del Rey Don Juan Carlos iniciase su andadura como presidente del Instituto Nóos, cargo que ostentó hasta junio de 2006.

El nombre del asesor personal de las Infantas aparece además en varios de los emails que el exsocio de Urdangarin entregó anteriormente al juez, entre ellos un correo en el que el Duque le indicaba dónde debía ingresar su esposa, Doña Cristina, los ingresos correspondientes a sus honorarios de Zarzuela.

Así, en un breve email se limitaba a señalar a García Revenga que "las transferencias que le ingresan a Doña Cristina correspondientes a sus honorarios de Zarzuela deberían ingresarse a partir de enero en esta cuenta", indicando a continuación el número de la cuenta bancaria.

También el nombre del asesor externo de la Casa Real y Conde de Fontao, José Manuel Romero, figura en varios de los correos. Según declaró Torres, Romero, a quien los investigadores prevén próximamente llamar a declarar, le habría recomendado a Urdangarin guardar las apariencias si seguía al frente de sus negocios, de forma que no se mostrase "en primera línea" de los mismos.

Todo ello tras la teórica desvinculación del Duque de sus negocios después de que así se lo ordenase el Rey en 2006. En uno de los emails entregados por Torres al juez, el Duque solicitaba la colaboración de Romero a la hora de dar impulso a la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS), considerada sucesora del Instituto Nóos.

Sin embargo, en su comparecencia, el propio Urdangarin leyó un comunicado ante el juez, nada más comenzar su declaración, en el que aseveraba que la Casa del Rey "no opinó, asesoró, autorizó o avaló" las actividades que el Duque desarrollaba en Nóos.

"Quiero declarar que, como consecuencia de la entrega y difusión de determinados correos y documentación presuntamente relacionados con este procedimiento, se ha producido en las últimas semanas un desplazamiento del foco de esta instrucción, de los hechos propiamente dichos hacia un proceso público al pretendido papel de la Casa Real en los mismos", remachaba el escrito.