La firma de la refinanciación de la deuda de Elgorriaga se retrasa para la próxima semana

La intervención de la Consejería de Agricultura y Ganadería desbloquea la negociación entre Elgorriaga y Cajamar.

La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, una vez que la operación ha pasado todos los trámites internos preceptivos, tiene todo preparado para proceder a la firma de la refinanciación de los préstamos concedidos, por importe de cuatro millones de euros, por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León a la empresa Elgorriaga.

 

El plan de viabilidad fue presentado por la empresa el pasado mayo al grupo de trabajo constituido a tal efecto en la Fundación Anclaje con el visto bueno del comité de empresa de Elgorriaga y ha sido refrendado por un informe externo encargado por la Administración autonómica.

 

Del mismo modo, la entidad Banco de Sabadell tiene todo dispuesto para proceder a la firma de la refinanciación del préstamo por importe de dos millones de euros al haberse aprobado la operación por su comité de valoración.

 

No obstante, la firma no ha podido formalizarse este viernes como estaba previsto, ya que Cajamar y los propietarios de Elgorriaga se descolgaron ayer exigiéndose mutuamente unas condiciones, en relación al tipo de interés y a las garantías, que frustraron la aprobación de la operación en los términos que había sido elevada por el territorial de Cajamar.

 

La mediación de la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, al más alto nivel de la entidad financiera, ha propiciado que a última hora de la mañana de este viernes la entidad bancaria confirmara verbalmente a esta Consejería la aprobación de la operación.

 

La formalización de la refinanciación está prevista para la próxima semana una vez obtenidas las preceptivas aprobaciones de las operaciones por las entidades financieras y la Junta de Castilla y León y supeditada a la aceptación y acreditación de las condiciones exigidas a los propios empresarios de Elgorriaga.

 

La empresa deberá acreditar el cumplimiento de las condiciones exigidas por la Junta de Castilla y León de mantener la actividad en Ávila, mantener el nivel de empleo, la asunción del 100 % de la deuda, la inyección de al menos 500.000 euros y mantenerse al día en el pago de las nóminas de los trabajadores.

Noticias relacionadas