La FEMP ensalza la "fusión voluntaria" siempre que los Ayuntamientos no pierdan autonomía

El "traspaso" de los servicios a las diputaciones se tiene que hacer "siempre y cuando" haya "conformidad" por parte de los consistorios.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha manifestado que está "muy satisfecha" por la eliminación de competencias "impropias" y por la no introducción del coste estándar  en el proyecto de ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, que ha aprobado el Consejo de Ministros.

  

Así lo ha señalado en una rueda de prensa el presidente de la FEMP, Iñigo de la Serna, que ha destacado también el "ejemplo" del municipalismo por aceptar que se le impongan baremos de regulación de salarios o límites en el número de eventuales y de cargos de dedicación exclusiva.

  

Asimismo, el también alcalde de Santander ha ensalzado la fusión voluntaria de municipios y su incentivación por parte del Gobierno, aunque ha indicado que la FEMP aceptará esta medida "siempre" que los ayuntamiento sean "los que decidan" y lo puedan hacer desde "su autonomía".

  

Además, De la Serna ha valorado como "cuestión positiva" de esta reforma que las diputaciones presten algunos de los servicios públicos de los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes para hacerlo con "más eficiencia". Si bien, ha reclamado que el "traspaso" de esos servicios a las diputaciones se tiene que hacer "siempre y cuando" haya "conformidad" por parte de los consistorios.

  

También ha destacado el "diálogo extraordinario" que el Gobierno ha promovido en torno a este proyecto de ley y que ha sido no sólo "constructivo, sino "muy positivo". "No hay ley en la que haya ha habido un trabajo previo tan elaborado entre el Gobierno y la FEMP", ha apostillado.

  

El presidente ha anunciado que la Junta de Gobierno de la Federación ha convocado una reunión extraordinaria el próximo martes, 31 de julio, en Madrid, para analizar y debatir el contenido del proyecto de ley "en profundidad".

  

Cuestionado por si el documento es un "triunfo" del municipalismo frente al Ejecutivo, el presidente de la FEMP ha considerado que él "no hablaría aquí de vencedores ni de vencidos" menos cuando, ha indicado, la Federación no conoce "el detalle" del texto.

  

"Lo que figure en el texto es del Gobierno y no se puede considerar en ningún caso que sea un éxito o un fracaso", ha añadido De la Serna, al tiempo que ha opinado que el "mérito" que se puede atribuir la FEMP en el marco de esta reforma es "haber trabajado intensamente para que se entendiera cuál era nuestra posición y los argumentos que sostenían cada una de las cuestiones que hemos ido defendiendo".

 

EFICIENCIA

  

Por otro lado, De la Serna ha destacado que, en materia de eficiencia, no se haya introducido el coste estándar de los servicios que "si los ayuntamiento lo sobrepasaban perdían la competencia durante cinco años y pasaban a las diputaciones".

  

La FEMP siempre ha estado en contra de este parámetro por lo que De la Serna ha celebrado que éste haya desaparecido en el proyecto de ley y que, en su lugar, se haya introducido el "coste efectivo, que sólo "será una referencia para aumentar la transparencia a la hora de prestar los servicios públicos y guiará a las entidades locales menores para mejorar su eficiencia".

  

Además, en este marco se establece que las diputaciones podrán tener competencia sobre un número determinado de servicios públicos para "prestarlos con mayor eficiencia" que los municipios, siempre que éstos tengan una población inferior a 20.000 habitantes.

  

"Esta cuestión nos parece positiva pero siempre y cuando esta transición a las diputaciones se haga por acuerdo de conformidad con las entidades locales", ha añadido el presidente de la FEMP.

  

Asimismo, ha destacado las regulaciones de salarios, eventuales, cargos de confianza o cargos con dedicación exclusiva "responden al esfuerzo y al ejemplo que están dando las entidades locales" que al aceptar estos baremos muestran que "están comprometidas con el país".

  

En este sentido, De la Serna ha considerado que el municipalismo "se ha adelantado" a un proceso que "confía y espera" que sea seguido por el resto de las administraciones públicas.

 

COMPETENCIAS

  

Por otro lado, el presidente se ha adentrado a valorar ha sido el ámbito competencial, sobre el que ha considerado que "nunca jamás se ha dado un salto" en éste como el que figura en este proyecto de ley.

  

"Se ha hecho un esfuerzo país para eliminar competencias impropias", ha aseverado, que ha asegurado que los consistorios asumían por "obligación moral" pero no porque estuviesen reflejadas en la ley.

  

En este sentido, ha recordado que, en materia de educación, los ayuntamiento "estaban asumiendo" los gastos de servicios como limpieza, conservación o mantenimiento de colegios. "Hemos conseguido que esto tenga un fin con el nuevo modelo de financiación autonómica que se va a cerrar en 2014", ha dicho.

  

En el caso de los servicios sociales que desarrollan los ayuntamientos, a pesar de no ser su competencia y que suponen "un gran desembolso" como la ayuda a domicilio, el catering social o la teleasistencia, "serán asumidos, gestionados y pagados por las comunidades autónomas en el plazo de un año", ha indicado De la Serna.

  

A este respecto, ha destacado que el apartado de servicios sociales tendrá además una disposición adicional que señala que "si la CCAA no quiere asumir esos servicios, el Ayuntamiento lo seguiría prestando en cualquier caso porque el Estado desviaría los fondos de la comunidad para ese servicio a los ayuntamiento".

  

En el caso de la Sanidad, la reforma establece que en cinco años las comunidades tendrá que ir, año a año, se vayan trasladando un 20 por ciento de los gastos que los ayuntamientos están asumiendo en esta materia.

  

"Por tanto, se pone fin a esa situación absolutamente desigual e injusta de tener que asumir en nuestros presupuestos una parte importante para prestar servicios que claramente figuran en los Estatutos de Autonomía de las CCAA", ha considerado.