La Federación de Servicios UGT de Ávila exige que se anticipe la paga extra de Navidad de los empleados públicos del Ayuntamiento de Ávila

Para garantizar así su percepción por el personal municipal

La Federación de Servicios Públicos de UGT de Ávila, a través de su sección sindical en el ayuntamiento de Ávila, ha presentado una propuesta sobre el anticipo a cuenta de la paga extraordinaria de Navidad, suprimida por el Gobierno Central, para garantizar así su percepción por el personal municipal.

El Real Decreto Ley 20/2012 de julio estableció entre otras medidas la aplicación general de la supresión de la paga extra de navidad del personal del sector público, para justificar la estabilidad presupuestaria y el fomento de la competitividad.

El último pleno del Ayuntamiento de Ávila trató como punto del orden del día, entre otros, la declaración de no disponibilidad de los créditos correspondientes a la paga extraordinaria de navidad suprimida del personal municipal, su inmovilización, y su afectación a los fines que establece el propio Real Decreto Ley, entre los que está el llevar a cabo aportaciones a partir del año 2015 a Planes de Pensiones, plan que si tiene suscrito este ayuntamiento.

Atendiendo a estos antecedentes y a garantizar el abono de la paga extraordinaria de navidad 2012, desde la Federación de Servicios Públicos de UGT de Ávila, se ha propuesto al ayuntamiento que inmovilizada y aprovisionada como está la paga de navidad 2012, se comunique a todo el personal la cantidad que le hubiera correspondido percibir de la paga extraordinaria, y que se establezca un período de 10 días hábiles al objeto de que individualmente aquellos empleados municipales que lo deseen puedan solicitar con cargo a su propia aportación futura al actual Fondo de Pensiones del ayuntamiento un anticipo a cuenta cuyo importe máximo no pueda superar la cantidad líquida a percibir en la teórica paga extraordinaria de navidad. Las solicitudes de anticipos a cuenta, lo serían de forma individual y voluntaria, contrayendo el derecho el empleado municipal a que en el año 2015, pueda optar entre la consideración de devengos abonados y amortizados o su devolución pactada para su ingreso en el actual Fondo de Pensiones.

Con esta propuesta se cumpliría así con el objetivo del obligado cumplimiento de lo establecido en el Real Decreto Ley, y no se reduciría el poder adquisitivo de los empleados municipales y su probable repercusión negativa en el consumo, perjudicando a toda la ciudad.

En resumen. La propuesta consiste en evitar que una partida económica, perteneciente a los trabajadores del Ayuntamiento, que obligatoriamente tiene que quedar inmovilizada por Ley hasta al menos 2015, sin revertir en beneficio alguno ni para los trabajadores ni para los ciudadanos de Ávila, y que finalmente ha de ser devuelta a sus legítimos dueños para incluir en su plan de pensiones, sea anticipada a estos para que sirva para mejorar el consumo en nuestra ciudad.