La FederaciĂłn Autismo reclama esfuerzos en el diagnĂłstico y eliminar "barreras" de acceso a la sanidad

Ha explicado que necesitan centros especĂ­ficos que atiendan los 365 dĂ­as porque los que hay no son especializados

La FederaciĂłn Autismo de Castilla y LeĂłn ha reclamado que se hagan mĂĄs esfuerzos en el diagnĂłstico de esta discapacidad en la Comunidad y que se eliminen "barreras" de acceso al sistema sanitario, que son "invisibles" y que en ocasiones provocan una vulneraciĂłn de los derechos bĂĄsicos de estas personas.

Las asociaciones integradas en la FederaciĂłn han celebrado en el Museo Patio Herreriano de Valladolid el DĂ­a Mundial del Autismo (Trastorno del Espectro del Autismo, TEA) en un evento conducido por las periodistas Susaba Guri y Magdalena GonzĂĄlez en el que se ha hecho un recorrido por la realidad del autismo en la Comunidad.

La presidenta de la FederaciĂłn Autismo Castilla y LeĂłn, Simona Palacios, quien ha estado acompaĂąada por la presidenta de Autismo Valladolid, Concha GalvĂĄn, ha explicado con motivo de esta jornada que aunque las necesidades para las personas que padecen esta discapacidad son las mismas en toda EspaĂąa pero hay comunidades como la de Madrid que cuentan con equipos y planes especiales que funcionan muy bien.

En el caso de Castilla y LeĂłn, donde las asociaciones que conforman la FederaciĂłn atienden a unas 400 personas, considera que hay que hacer un esfuerzo en el diagnĂłstico del autismo o TEA, para lo que siempre se han prestado a colaborar, ha seĂąalado Palacios.

AdemĂĄs de las necesidades educativas especiales y serias de estas personas, la presidenta de la FederaciĂłn ha destacado entre las dificultades con las que cuenta este colectivo la del acceso al servicio de salud, ya que hay "barreras no visibles" que lo dificultan.

En este sentido, ha explicado que necesitan centros especĂ­ficos que atiendan los 365 dĂ­as porque los que hay no son especializados y se llegan a vulnerar los derechos bĂĄsicos de estas personas y por ello se necesitarĂ­a una atenciĂłn diferenciada en espacios separados o con mĂłdulos especĂ­ficos.

Palacios ha concretado que las personas con autismo son hipersensibles a los estĂ­mulos externos, por lo que los servicios de urgencias sanitarios no es el mejor ambiente, ya que no es predecible ni tranquilo, hay ruido y los autistas no soportan la espera. A todo ello se suma que no soportan el contacto fĂ­sico y no permiten que se les ausculte y que tienen dificultades para saber quĂŠ les pasa y para entenderse a sĂ­ mismos.

Apoyo de las asociaciones
La alternativa, segĂşn la presidenta de la FederaciĂłn, pasa por las acciones y programas que llevan a cabo en las asociaciones para que las personas con autismo sepan lo que es el mĂŠdico, conozcan el entorno, y haya un protocolo para urgencias, algo que funciona muy bien y ha permitido que se puedan hacer limpiezas bucales, vacunaciones o auscultaciones sin problemas. Sin embargo, sin estas medidas el acceso a la salud para estas personas es muy difĂ­cil.

Otras de las necesidades, segĂşn Palacios, pasan por planes de trabajo conjunto para que las personas con TEA puedan desarrollar sus capacidades y se incorporen a la sociedad igual que cualquier otro y ha insistido en que hace falta un aprendizaje especĂ­fico.

A este respecto, ha seĂąalado que estĂĄ demostrado que si se trata de manera diferenciada a estas personas desde las primeras etapas de la vida se puede reducir en un tercio el coste que supone su tratamiento.

Para ello tambiĂŠn es necesario que dejen de ser "invisibles", ya que oficialmente no hay estadĂ­sticas que recojan a estas personas de una manera especĂ­fica.

La presidenta de Autismo Castilla y LeĂłn ha llamado la atenciĂłn sobre el aumento de casos, que se han incrementado en un 75 por ciento desde 2001 y han pasado de uno de cada 110 a uno de cada 88 personas nacidas --en el caso de los varones uno de cada 54--. Las asociaciones de la Comunidad, por ejemplo, han aumentado en un 18 por ciento en el Ăşltimo semestre de 2011.

El acto de celebraciĂłn del DĂ­a Mundial del Autismo ha finalizado con la lectura del manifiesto de esta jornada por parte de Juan Pablo Molinero Alonso, persona con TEA, quien ha reclamado un plan especĂ­fico de autismo en Castilla y LeĂłn y ha solicitado apoyos a la sociedad civil, a los profesionales y a los grupos parlamentarios para que insten al ejecutivo a llevarlo a cabo como se hace en otros paĂ­ses desarrollados.

AdemĂĄs, en el manifiesto se ha reclamado que las medidas econĂłmicas que se adopten para superar el escenario de crisis no afecten a los derechos de las personas con autismo.

Entre otras de las reclamaciones que se han hecho en el marco de la celebraciĂłn tambiĂŠn estĂĄn la necesidad de favorecer el respiro y el apoyo a las familias o atajar el acoso a las personas que padecen TEA sin discapacidad intelectual, asĂ­ como promover la investigaciĂłn.