La FAMPA de Ávila pide el retorno a la gestión pública de los comedores escolares

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Ávila (FAMPA), ante los problemas detectados en esta provincia y otras, solicita a la Junta de Castilla y León que la gestión de los comedores escolares vuelva a ser pública y que la comida se realice en el propio centro y con productos frescos y de la zona.

La FAMPA de Ávila ha reivindicado que la gestión de los comedores escolares vuelva a ser pública y prime un modelo de proximidad donde la comida se realice en el propio centro o en centros cercanos, y con productos alimenticios frescos y de la zona.

 

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres ha realizado esta petición ante las quejas de las familias por los problemas detectados en los comedores de los colegios de la provincia, y ante los problemas sanitarios ocasionados en provincias como León, con la aparición de gorgojos en la comida, o recientemente en Segovia, con la aparición de una tuerca en una comida o purés ácidos, problemas por los que la Junta de Castilla y León ha multado económicamente a la empresa concesionaria de este servicio SERUNION.

 

La FAMPA señala que con el retorno a la gestión pública se evitarían los menús elaborados y conservados durante días antes de ser consumidos, y también se evitaría tener que aplicar procesos de descongelado que, como confirman los recientes sucesos de León y Segovia, no siempre son garantía de salud alimentaria.

 

Valoran que, desde el punto de vista de las familias y la buena alimentación de sus hijos, "no tiene sentido traer la comida elaborada desde Zaragoza o Málaga por razones de conveniencia económica de la empresa concesionaria del servicio de comedores en Castilla y León".

 

La FAMPA pone a disposición de las AMPAS de la provincia a las dos representantes designadas por esta Federación en la recientemente creada Comisión Provincial de Comedores en la Dirección Provincial de Educación de Ávila , para que hagan llegar sus quejas y sugerencias sobre el servicio de comedor de sus centros educativos, con el fin de realizar una vigilancia permanente y eficaz de la calidad del servicio y del cumplimiento del contrato por parte de la empresa concesionaria.