La familia de Payá reitera que el coche de Carromero fue "embestido" y denuncia amenazas de muerte

La familia del disidente cubano Oswaldo Payá, fallecido en julio de 2012 en un accidente de tráfico en el sureste de Cuba, ha subrayado este lunes que "los hechos confirman" que el coche conducido por el dirigente de Nuevas Generaciones del PP de Madrid Ángel Carromero fue "embestido" por un segundo vehículo, al tiempo que ha denunciado que ha recibido amenazas de muerte "hace menos de una semana".
MADRID, 18 (EUROPA PRESS)



En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, la hija de Oswaldo Payá, Rosa María Paya, ha insistido en que "no hubo un accidente" y ha subrayado que esa hipótesis está respaldada por "los mensajes de texto" que mandó Carromero.

Payá ha asegurado que Carromero y el resto de ocupantes de su vehículo, en el que viajaban los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero y el político sueco Aaron Modig, fueron "embestidos" por ese segundo vehículo y "sacados de la carretera".

Tras recordar que Oswaldo Payá había recibido "amenazas de muerte" de "funcionarios del Estado" cubano, Rosa María Payá ha relatado que, "hace menos de una semana", su familia recibió una llamada en la que les advirtieron de que sus vidas corrían peligro. "Te vamos a matar", les transmitieron.

Paya ha contado que la familia de Payá habló con algunos testigos del accidente, que les confirmaron que había un segundo vehículo que viajaba "en paralelo" al de Carromero y que las personas que iban en ese coche, tras el siniestro, "sacaron a los extranjeros" del turismo. Además, ha asegurado que ha contrastado esas "informaciones" con el propio Carromero.

Rosa María Paya ha dicho estar "totalmente decepcionada" con la actitud del Gobierno español y con el hecho de que las autoridades españolas "den crédito a la justicia cubana como si fuese un Estado de derecho". Tras explicar que no ha descartado denunciar los hechos ante la Audiencia Nacional, Payá ha subrayado que Carromero es "una víctima más" y que ha considerado que "tiene miedo" a hablar sobre el accidente. "Sólo puedo imaginar lo que puede haber sufrido", ha dicho.

Payá ha explicado que su familia ha reclamado una investigación sobre el accidente en una apelación presentada ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y que ha recibido el apoyo de tres expresidentes latinoamericanos.