La familia de la pakistaní condenada a muerte por blasfemia Asia Bibi pedirán mañana a Exteriores asilo político

Marido e hija de Asia Bibi
Asiq Mashi y Sidra Mashi, el marido y la hija de Asia Bibi, la cristiana pakistaní condenada a muerte por ahorcamiento en su país, acusada de blasfemia, pedirán este jueves ante el Ministerio de Exteriores español asilo político para su familia y para la propia Asia Bibi, con motivo de su visita a España para recoger en nombre de su esposa y madre, respectivamente, el Premio HazteOir 2012.
MADRID, 12 (EUROPA PRESS)



La familia, acompañada de un miembro de HazteOir.org, se reunirá con el secretario de Estado de Exteriores, Gonzalo de Benito, para reclamarle que el Gobierno español inicie las acciones diplomáticas necesarias para lograr el estatus de asilo político para Asia Bibi y su familia.

"Es la primera vez que hemos venido a España y queremos tener la oportunidad de hablar con los parlamentarios si fuera posible y presentar una petición de asilo", ha señalado el marido de Asia Bibi en una entrevista concedida a Europa Press.

No obstante, ha afirmado que el mensaje que Bibi les transmitió el pasado martes para la sociedad española desde la cárcel, durante una de las dos visitas que les permiten hacer al mes, fue "que recen por ella", petición que su marido e hija han hecho extensiva a toda la comunidad internacional. "Que recen por ella y hagan todo lo que puedan para conseguir liberarla", han remarcado.

Asiq Mashi y Sidra Mashi han explicado que la causa por la que su mujer y madre ha sido condenada a muerte es la Ley contra la Blasfemia que está vigente en Pakistán. Sin embargo, han apuntado que "gracias a las presiones internacionales, aún no se ha ejecutado la sentencia". Por el momento, según han añadido, está "segura" en la cárcel, ya que fuera algunos grupos ya han puesto precio a su vida y temen que, en caso de liberarla, la asesinen al salir de prisión.

Sobre la ayuda que están recibiendo, Asiq Mashi ha indicado que hay "muchas ONG" que están trabajando para ayudar a Asia Bibi pero "no están consiguiendo gran cosa" y ha concretado que la ayuda más directa que están recibiendo es la de Francia donde se ha publicado el libro 'Blasphème!', de Asia Bibi y Anne Isabelle Tollet, de cuyas ventas reciben el 6 por ciento.

El marido de Asia Bibi ha asegurado que se siente "muy orgulloso" de ser el esposo de esta mujer y de su "actitud fuerte" ya que ella ha dicho "que nunca se convertiría a musulmana simplemente para que la soltaran". "Prefiere hacer el sacrificio de su vida, no por ella ni por su familia sino solo pensando en su fe cristiana", ha subrayado.

POR BEBER DEL VASO DE UNA MUJER MUSULMANA

Asia Bibi fue condenada a muerte por ahorcamiento y a una multa de 300.000 rupias el 8 de noviembre de 2010 por haber hablado del profeta Mahoma, algo que el tribunal ha considerado una blasfemia. Todo ocurrió un domingo de junio de 2009, cuando, durante un día de trabajo en una cosecha a más de 45 grados de temperatura, Bibi se acercó al pozo a beber agua y utilizó el mismo vaso que empleaban las mujeres musulmanas.

Cuando se disponía a pasar el vaso a otra mujer, otra exclamó que no podía beber de ese agua por ser 'haram', es decir, "impura". Asia Bibi explica que la mujer empezó a decir que ella, cristiana, había mancillado el agua del pozo bebiendo de su vaso y reintroduciéndolo en el pozo varias veces.

Entonces, tal y como cuenta en el libro 'Sacadme de Aquí' (Libros Libres), del que es coautora la periodista francesa Anne-Isabelle Tollet, decidió "por una vez" defenderse y dijo: "Me da la impresión de que Jesús tendría un punto de vista diferente al de Mahoma sobre la cuestión". ¿Cómo te atreves a hablar por boca del profeta, bestia inmunda?, le contestaron las otras, según cuenta Bibi. Después de esto, afirma que la escupieron, empujaron y tiraron al suelo gritándole "puta" y "sucia".

Actualmente, Bibi permanece encarcelada en un módulo de aislamiento de la cárcel de Sheikhupura en Pakistán, a la espera de que ejecuten la pena capital a la que ha sido condenada. Además, desde su condena a muerte en noviembre de 2010, dos miembros del Gobierno de Pakistán --el ministro de Minorías Shabhaz Bhatti y el gobernador de la región del Punjab, Salman Tasser-- han sido asesinados por pedir la libertad de Asia Bibi.

Asiq Mashi y su hija Sidra se encuentran en España para recibir el Premio HazteOir 2012. La ceremonia de entrega de galardones tendrá lugar el próximo sábado.