La Facultad de Derecho abre el acceso a su patio dos décadas después

Imagen del jardín de la facultad de Derecho de la Universidad (Foto: Félix Rivas)

Este hecho se produce por la "necesidad" de nuevos espacios, ya que ha crecido su número de alumnos en 800 durante los últimos tres años.

El patio de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca (USAL) ha abierto sus puertas dos décadas después de que sus actuales instalaciones fuesen inauguradas y puestas al servicio de la comunidad universitaria.

 

Hasta el momento, la planta de sótanos no era accesible, al igual que el claustro de la facultad, una limitación de acceso que se ha eliminado con la apertura de los sótanos como nueva zona de uso académico y del patio como zona de paso hasta las recientemente habilitadas dependencias.

  

Para su nuevo uso, la Universidad de Salamanca ha invertido unos 300.000 euros de fondos propios, una cantidad que ha permitido acondicionar con nuevos despachos y aulas los 1.000 metros cuadrados de la Planta Sótano, que desde ahora se llama Planta Jardín.

  

Así lo han explicado durante su inauguración el rector de la institución académica, Daniel Hernández Ruipérez, y el decano de la Facultad de Derecho, Ricardo Rivero, quienes han estado acompañados por el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y profesionales y dirigentes de la USAL.

  

El motivo de esta inversión es la "necesidad" de la facultad de nuevos espacios, ya que ha crecido su número de alumnos en 800 durante los últimos tres años, gracias a nuevos másteres y grados como el de Criminología.

  

En esta zona habrá aulas para distintos departamentos y servicios, como el de Criminología, el de Frontex, el de Flacso o para, por ejemplo, la simulación de juicios para los estudiantes de Derecho.