La experiencia piloto del Programa ‘Primer Impacto’ ha beneficiado a 300 personas en Castilla y León

Busca apoyar a los enfermos de cáncer tras recibir su diagnóstico, facilitándoles información y apoyo psicológico para enfrentarse a la enfermedad.

La Consejería de Sanidad y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) firmaron un acuerdo de colaboración para la puesta en marcha del Programa ‘Primer Impacto’ en todos los centros hospitalarios de Castilla y León. Este proyecto se inició, como pilotaje, en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid y en el Hospital Santos Reyes de la localidad burgalesa de Aranda de Duero. Y ha ayudado ya a un total de 299 personas.

 

Tras esta experiencia inicial, el pasado 27 de junio se firmaron los convenios específicos que permiten establecer el programa en todos los complejos asistenciales de la Comunidad. De esta manera, todos los pacientes oncológicos y sus familiares pueden utilizar este servicio sea cual sea la provincia en la que sean atendidos.

 

Al Programa ‘Primer Impacto’ pueden acceder tanto los pacientes recién diagnosticados de cáncer, como sus familiares. Para ello, solo tienen que solicitarlo, de manera completamente voluntaria al personal del hospital. Tras esto, serán atendidos por un equipo de profesionales formado por voluntarios de la AECC y por personal sanitario de Sacyl, que les facilitarán toda la atención psicológica, social e informativa que necesiten para reducir las alteraciones emocionales y relacionales que puedan surgir como consecuencia de la enfermedad.

 

Resultados de la experiencia piloto

El programa piloto, puesto en marcha en dos centros de atención especializada de la Comunidad, ha beneficiado a un total de 299 personas, de las cuáles, 237 fueron atendidas en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. De ellas, el 83 % eran mujeres y el 17 % restante eran hombres. Además hay que señalar que no sólo los pacientes han mostrado interés por esta iniciativa, ya que el 32 % de las personas atendidas fueron familiares.

 

Por otro lado, en el Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero (Burgos) un total de 62 pacientes se han acogido asimismo al Programa ‘Primer Impacto’ durante su etapa de pilotaje. Su distribución por sexos ha sido más equilibrada que en el centro vallisoletano, ya que el 57 % eran mujeres y el 43 % hombres. En este caso, hay que indicar también, que el 60 % de las personas atendidas fueron pacientes y el 40 % restante familiares.

 

La mayor parte de los casos tratados, en ambos centros, han derivado de diagnósticos de cáncer de mama, pulmón, colon y leucemias, todos ellos incluidos en la lista de los tumores más frecuentes en Castilla y León. Este listado de procesos oncológicos más habituales en la Comunidad se completa con el cáncer de estómago, recto y ano, próstata, laringe, vejiga y riñón.

 

Resultados del programa desde su puesta en marcha

A la cifra total de personas que han utilizado el Programa ‘Primer Impacto’ en su fase de pilotaje, hay que añadir los 300 ciudadanos que han entrado en el mismo desde la firma de los convenios específicos que han permitido la expansión de esta actividad por las diferentes áreas de salud de la Comunidad.

 

El programa está ya presente en siete de las nueve provincias castellanas y leonesas. Y, desde el inicio de su actividad, los usuarios del mismo se han distribuido del siguiente modo por el territorio de la Comunidad: Ávila, 13; Burgos, 22; León, 7; Salamanca, 12; Segovia, 20; Soria, 25; y Valladolid, 201. En Palencia y en Zamora comenzará la actividad a principios de 2014.