La expareja de Jordi Pujol hijo cree "al cien por cien" que Camacho ignoraba que las grabaron

Asegura que la popular no hubiera hablado de temas personales si sabía que las espiaban


BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

La expareja de Jordi Pujol Ferrusola María Victoria Álvarez confía "al cien por cien" en que la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, ignoraba que las dos estaban siendo grabadas durante un almuerzo en el restaurante La Camarga de Barcelona.

En declaraciones a Europa Press, Álvarez ha sentenciado: "Te puedo jurar que no ha sido ella", aunque no ha querido entrar en si pudo ser el entorno de la popular, después de que el director de Método 3, Francisco Marco, así lo declarara ante el juez tras ser detenido.

La exnovia del hijo del expresidente catalán Jordi Pujol también ha opinado que no cree que el encargo venga del PSC: "No sé qué pinta aquí".

Ha explicado que en la conversación de 2010 en La Camarga ambas trataron muchos temas personales y que cuando sabes que te están grabando no actúas así, y ha valorado que "la primera que no quiere que salga" es la líder popular.

Álvarez ha puntualizado que fue ella misma quien sacó a la líder popular el tema de su relación con Jordi Pujol Ferrusola, y que Camacho le recomendó denunciar los hechos, aunque ella le replicó que sentía "pánico".

Según ha reiterado, quien la puso en contacto con Camacho fue Jorge Moragas, actual jefe de gabinete del presidente, Mariano Rajoy, con quien se conocía desde el colegio, asegura.

POSIBLE ACUSACIÓN PARTICULAR

Álvarez asegura que llevan unos dos años espiándola, ya que ha descubierto que le han intervenido las llamadas telefónicas y su conexión de Internet, unos hechos que ya han sido puestos en conocimiento de la Audiencia Nacional.

Por ahora, el abogado de Álvarez está valorado si se personan como acusación particular en el caso por la grabación ilegal de la comida de La Camarga, y Álvarez ha detallado que de momento no ha sido citada a declarar por este caso.