La excesiva higiene es una de las causas del incremento de niños alérgicos

De esta forma, los especialistas consideran que el progreso y la occidentalización han hecho aumentar la incidencia de esta patología entre los menores, y es que, el ambiente aséptico y sin riesgo de infecciones en el que se desarrollan los niños "favorece la aparición de alergias"

La excesiva higiene incrementa cada año los casos de niños alérgicos, según han señalado los expertos que están participando estos días en Ávila en el 'XXXVII Congreso de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP).

 

   De esta forma, los especialistas consideran que el progreso y la occidentalización han hecho aumentar la incidencia de esta patología entre los menores, y es que, el ambiente aséptico y sin riesgo de infecciones en el que se desarrollan los niños "favorece la aparición de alergias".

 

   Actualmente, uno de cada cinco niños es alérgico, dato que se explica debido también a otros elementos, como "la alimentación o la contaminación". Ejemplo de la coyuntura actual es que tan sólo en el caso del asma, "el número de niños se ha duplicado en las últimas tres décadas", sostienen.

 

   Retornado a la influencia de la extrema limpieza personal, el presidente de la SEICAP, el doctor Marcel Íbero, señala que el ambiente de los niños "con ausencia de gérmenes, con tanta esterilización, vacunados de todo y sin riesgo de infecciones provoca que su sistema inmunológico no active el mecanismo de defensa, sino el que favorece las alergias".

 

LOS GÉRMENES CONVIERTE LA RESPUESTA INMUNE TH2 EN TH1

 

   Un estudio publicado recientemente en la revista especializada 'Immunity' expone que la exposición a los gérmenes del medio ambiente en niños pequeños permite un desarrollo normal del sistema inmune. Esta situación "contribuye a evitar futuras alergias y lo protege de infecciones", añade el experto.

 

   Así, muestra que, en un ambiente de gérmenes como el de los países del tercer mundo o con carencias sanitarias, "la respuesta inmunológica TH2 con la que nacen los niños y que favorece las alergias se convierte en TH1". Ésta es la que activa la defensa "para poder combatir las infecciones", indica Íbero.

 

   Por su parte, el miembro del Servicio de Alergología Pediátrica del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, el doctor Luis García Marcos, manifiesta que los cambios en el sistema inmunológico de los niños se producen "ya desde el vientre de la madre". Por ello, su respuesta de defensa "se vuelve más débil y favorece la aparición de alergias", concluye.