La esquizofrenia, en primera persona

FAEMA proyecta el próximo día 10 en San Francisco el documental '#Di_capacitados. Un viaje por el camino de la recuperación en salud mental' que recoge el testimonio de catorce personas con esquizofrenia.

El Auditorio de San Francisco de Ávila será escenario, el próximo día 10 a partir de las 11.30 horas, de la proyección del documental '#Di_Capacitados. Un viaje por el camino de la recuperación en salud mental', organizado por la Asociación FAEMA Salud Mental Ávila.

 

La película recoge el testimonio de 14 personas con esquizofrenia que han recuperado su vida y conviven con la patología como con cualquier otra enfermedad crónica. Se defiende la idea de que la recuperación en salud mental es posible, una realidad poco conocida que pretende divulgarse con este proyecto. El palentino Vicente Gallardo es una de estas voces que ha querido explicar que “afrontar la enfermedad, cuidarse y trabajar son algunos de los ingredientes que integran la receta para la recuperación”.

 

En España se estima que un millón de personas tienen problemas de salud mental grave. En cuanto a la incidencia de la esquizofrenia, los datos la sitúan en torno a un 1% de la población. Conseguir su integración social y laboral es uno de los principales retos de profesionales sanitarios y asociaciones de pacientes.

 

Este proyecto, que nace de la colaboración de la productora Sinduda y de la empresa farmaceútica Janssen, y en que la Federación Salud Mental Castilla y León (FEAFES CyL) ha querido colaborar a través del testimonio de uno de sus usuarios, recoge no sólo la voz de las personas con esquizofrenia, sino la de familiares, psiquiatras, psicólogos, asociaciones de pacientes y amigos, tratando de ofrecer los diferentes ángulos y visiones de la enfermedad y del día a día de las personas diagnosticadas. Las personas interesadas en acudir al estreno podrán conseguir sus invitaciones a través de la asociación.

 

Somos personas, si cabe, más responsables en el trabajo que las que no tienen una enfermedad”, dice Vicente Gallardo, “y por ello creo que podríamos definirnos como super capacitados, porque hacemos lo que hacemos a pesar de tener una enfermedad crónica”.

 

Desde FAEMA se trabaja de forma decidida para promover de inserción laboral, concretamente a través de las líneas denominadas Itinerarios Individualizados de Inserción Sociolaboral para Personas con Discapacidad del Fondo Social Europeo, junto a los Itinerarios para Jóvenes con Discapacidad (YEI), que a lo largo del pasado año lograron insertar a más de 50 personas con discapacidad por enfermedad mental.

 

El estigma o la falta de recursos para atender a los problemas de salud mental son algunas de las cuestiones que se planean a lo largo de este largometraje, así como la necesidad de educar tanto a personas con enfermedad mental como a familiares y a la sociedad en general sobre la realidad de la enfermedad mental.


Desde el movimiento asociativo conocemos la importancia de mejorar la coordinación e integración de los servicios sociales, educativos y sanitarios para poder dar una respuesta multidisciplinar a la necesidades generadas desde el colectivo de la salud mental, y también contar con el apoyo de los medios de comunicación para trasladar una realidad veraz y plural de la enfermedad mental alejada de estereotipos”, explica Inmaculada Pose Parra, gerente de FAEMA.