La empresa Santa Teresa espera batir su récord de 450.000 yemas vendidas por el V Centenario

Yemas de Santa Teresa.

Desde la empresa abulense aseguran que el Papa Franciso ya ha recibido en varias ocasiones sus yemas y que les consta que "con gran satisfacción", y han anunciado que para este año, además de su tradicional producto, han lanzado una edición especial de yemas y un producto específico del V Centenario, las Especialidades V Centenario de Santa Teresa.

La empresa Santa Teresa, que vende de media unas 450.000 unidades de yemas al año -cada dulce es prácticamente una yema de huevo- espera batir su récord este 2015 coincidiendo con el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, un evento del que son colaboradores gastronómicos.

 

Así, "aunque finalmente el Papa Francisco ha declinado la invitación para viajar a Ávila con motivo de este acontecimiento", la responsable de marketing de la empresa, Carmen Osete, ha asegurado que el Pontífice "ya ha recibido en varias ocasiones" sus yemas y les consta que "con gran satisfacción".

 

La empresa abulense ha firmado un acuerdo con la Fundación V Centenario de Santa Teresa de Jesús y ha lanzado una edición especial de Yemas de Santa Teresa conmemorativas del V Centenario y un producto específico del V Centenario: Especialidades V Centenario de Santa Teresa, que se pueden comprar en los Centros Gastronómicos 'La Flor de Castilla', en Ávila, y en su página web.

 

Además, como colaboradores gastronómicos del evento, quieren estar presentes en todos los actos del V Centenario en los que puedan divulgar su "patrimonio" y están trabajando para ofrecer productos "a la altura de un acontecimiento tan relevante".

 

"Nuestra ciudad espera un aumento del turismo que lógicamente incidirá en el comercio. Esperamos que las Yemas de Santa Teresa y las Especialidades V Centenario satisfagan a todos los visitantes", ha añadido Osete.

 

Las Yemas de Santa Teresa se elaboran artesanalmente en La Flor de Castilla desde 1860. El nombre fue idea del fundador que además lo registró como marca lo que convierte a esta denominación en una de las más antiguas de alimentación en España.

 

"Como escribía Santa Teresa, 'entre los pucheros está el Señor'. Además de alimentar nuestro espíritu debemos cuidar nuestra alimentación porque, también, somos lo que comemos", explica Osete. En este sentido, apunta que los productos Santa Teresa recuperan recetas tradicionales y se elaboran a partir de materias primas "cuidadosamente seleccionadas, sin incorporar ningún tipo de conservante ni aditivo" y, por tanto, son "100% naturales".

 

Además, la empresa Santa Teresa tiene un espíritu solidario, ya que además de donar a varios Bancos de Alimentos, colaboran de forma permanente con entidades de acción social como FUNDABEM o FAEMA, que emplean en Ávila a personas discapacitadas con problemas de inserción laboral.