La Educación Concertada de Ávila muestra su rechazo a la LOMCE

Los trabajadores de los Colegios Diocesanos quieren manifestar su desacuerdo con la Reforma Educativa recogida en el PROYECTO de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y por ello se han sumado a la huelga general del día de hoy, con una manifestación.

Los Sindicatos mayoritarios de la Enseñanza Concertada, FSIE y USO,  quieren poner de manifiesto, con la convocatoria de huelga, los puntos clave que provocan un rechazo global al planteamiento que se realiza en el PROYECTO de Ley desde el Gobierno.
Los aspectos más importantes que motivan este rechazo se pueden resumir en los siguientes apartados:


1.- Es una Ley elaborada sin el diálogo y el consenso de la Comunidad Educativa. En su camino parlamentario no ha existido negociación con los Organismos e Instituciones implicados en el mundo de la Educación. El resultado de este proceder ha determinado una Ley carente de un Proyecto Educativo integrado y de coherencia que la dé sentido y unidad.


2.- Es una Ley que no garantiza el derecho constitucional de las familias a elegir el Centro y el modelo educativo que desean para sus hijos.


3.- Es una Ley que no garantiza el régimen de Conciertos Educativos aunque exista una demanda suficiente.


4.- Es una Ley que convierte a los Centros Concertados en Centros subsidiarios, de apoyo, obviando así el espíritu y la letra de nuestra Carta Magna.


5.- Es una Ley que no contempla la concertación de los niveles post-obligatorios.
Por otro lado, la Comunidad Educativa de los Centros Concertados pide:


1.- Un Pacto de Estado por la Educación que permita a padres, alumnos y profesores una cierta estabilidad temporal que garantice una Educación de Calidad que permita a los alumnos una Formación acorde con las necesidades de una Sociedad moderna y desarrollada.


2.- Que se legislen Leyes Educativas respetuosas con el espíritu y la letra de nuestra Constitución.


3.- Por otra parte, la red de Centros Concertados, comparte la el planteamiento de una necesaria y urgente Reforma Educativa en la que se potencien valores como el respeto, la responsabilidad, el esfuerzo, etc.