La economía regional crece igual que la media nacional en 2014, con un aumento del PIB del 1,4%

Recursos de monedas. Euros. Dinero

La economía de Castilla y León ha crecido igual que la media nacional a lo largo del pasado año, con un aumento del PIB del 1,4 por ciento, según se extrae de la estadística de Contabilidad Regional de España publicada por el Instituto Nacional de Estadística.

Según estos datos, el PIB creció en todas las autonomías. Así, Castilla y León y Cataluña igualan la media nacional en cuanto a crecimiento (1,4 por ciento) y sobre ellas se sitúa Aragón (1,7 por ciento); Baleares (1,9 por ciento); Murcia y Navarra (2 por ciento); Valencia (2,1 por ciento); Extremadura y Canarias (2,2 por ciento) y La Rioja (2,5 por ciento).

Por debajo de la media de España se sitúa Andalucía (1,3 por ciento) que iguala su crecimiento a la media de la UE, seguida de País Vasco y Castilla-La Mancha (1,2 por ciento); Cantabria y Madrid (1 por ciento); Asturias y Mellia (0,8 por ciento); Ceuta (0,6 por ciento) y, por último Galicia (0,5 por ciento).

En cuanto al PIB por habitante Castilla y León se situó durante el pasado año bajo la media nacional con 21.727 euros frente a una media de 22.780 por habitante en el ámbito nacional. La Comunidad con el PIB por habitante más alto ha sido Madrid 31.004 euros y la que menos Extremadura con 15.752.

En términos relativos, el PIB por habitante de la Comunidad fue un 4,6 por ciento inferior a la media nacional, frente al de Madrid que fue un 36,1 por ciento superior o el del Extremadura que se situó en el -30,9 por ciento.

Según ha destacado la Junta a través de un comunicado de prensa el INE sitúa a la industria como el sector más pujante en Castilla y León, con un incremento del 4,6 por ciento el pasado ejercicio que es coherente con la "excelente" evolución que experimentaron indicadores como el Índice de Producción Industrial o las exportaciones de bienes de equipo.

A continuación figura el sector primario -agricultura, ganadería, silvicultura y pesca-, con una subida del 2,7 por ciento, seguido de los servicios. La construcción, por su parte, redujo su diferencial negativo en comparación con el ejercicio anterior.

A tenor de estos resultados, el PIB de Castilla y León a precios de mercado (es decir, en euros corrientes) aumentó el 0,7 por ciento. Se trata de un porcentaje inferior en dos décimas al 0,9 por ciento calculado como promedio de todas las autonomías, algo que no deja de resultar paradójico teniendo en cuenta que la Comunidad creció al mismo ritmo que la media española.

Noticias relacionadas