La Duquesa de Alba y Alfonso Díez, marido y mujer

Ambos llegaron juntos en el interior de un coche y no quisieron ni bajarse para recorrer la alfombra roja
Ya podemos dirigirnos al ex funcionario como nuevo Duque de Alba y decir que Doña Cayetana por fin ha hecho su sueño realidad. Después de tres años de noviazgo luchando contra viento y marea, esta pareja finalmente se ha unido en matrimonio. ¡Enhorabuena Duquesa y Alfonso!

Sevilla amanecía con un sol radiante. Televisiones de medio mundo se instalaban en los alrededores del Palacio de Dueñas para ver cómo Alfonso Díez y la Duquesa de Alba se daban el 'sí, quiero' y convertían en realidad su sueño.

Pero, desgraciadamente, no todo ha sido de color de rosa como, seguramente esperaba Cayetana. Un suceso triste ha empañado un poco un día tan alegre: Eugenia Martínez de Irujo no ha podido finalmente asistir a la boda de su madre porque ha contraído varicela y tiene fiebres muy altas. De hecho, esta misma mañana era ingresada en el hospital Ruber Internacional de Madrid.

Sin embargo, esta no ha sido la única ausencia. Su hijo Jacobo Martínez de Irujo, tampoco ha asistido al enlace. Hace algunas semanas Doña Cayetana pronunció unas desafortunadas palabras sobre Inka Martí, calificándola de mala y mentirosa, lo que ha hecho que, de alguna forma, estalle la guerra en la familia.

Pero, nada de esto ha hecho que la boda más esperada del año no siguiera adelante. En los alrededores del Palacio de Dueñas, solo se veían sovenirs del enlace con la peluca de la Duquesa y la camiseta con el mensaje 'I love DQS', como los más vistos.

Quienes sí han querido estar presentes para apoyar a su madre han sido el duque de Huéscar, Cayetano Martínez de Irujo, ojito derecho de la Duquesa, Fernando y su ex nuera, Genoveva Casanova.

Y, por fin, Carmen Tello hacía su aparición en casa de los diseñadores Victorio & Lucchino. Mientras ella atendía amablemente a la prensa, Alfonso Díez, visiblemente nervioso, salía del hotel donde ha pasado su última noche de soltero para recoger a la madrina y dirigirse rumbo a la capilla.

Ambos llegaron juntos en el interior de un coche y no quisieron ni bajarse para recorrer la alfombra roja. Seguidamente comenzaron a llegar los últimos invitados entre los que destacaron Cayetano Rivera Ordóñez acompañado de su inseparable Eva González. Un minuto después hacía su aparición en escena Fran Rivera, aunque lo hacía sin su nueva novia Lourdes Montés.

Mientras tanto, la capilla decorada de modo sencillo, por Victorio & Lucchino, en rosa y blanco con flores de Marta Pastega, de la floristería Búcaro, esperaba a ser testigo del tan ansiado 'sí, quiero'. La obra de arte 'La Virgen de Neri di Bici' presidía la capilla en la que la Duquesa y Alfonso pasarían a ser marido y mujer.

Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, gran amigo de doña Cayetana, ha sido el parroco encargado de oficiar la ceremonia. Finalmente llegaba el momento más esperado por todos. Los recién casados salían a saludar a su público y la Duquesa lanzaba el ramo a sus fieles, recogido por una afortunada que se encontraba en primera fila.

También ha habido tiempo para descalzarse y bailar una rumba con su ya marido. Ahora, solo queda la luna de miel. El destino que más suena es Tailandia.