La distracción, una de las principales causas de muerte al volante

Juan Carlos Suárez-Quiñones, delegado del gobierno en Castilla y León quiere concienciar a los conductores que hay muchas muertes al volante por distracciones y somnolencia.

 

 

MORIR POR "DISTRACCIONES"

Ha recordado a los conductores que no pueden utilizar dispositivos como el móvil o los navegadores, por ejemplo, pero también se ha dirigido a familiares y amigos para que se eviten llamadas durante los momentos en los que se sabe que una persona va conduciendo. Además, ha recordado que cuestiones como utilizar la radio, las conversaciones en las que se mira a los interlocutores o un control inadecuado de los niños pueden provocar también accidentes.

 

En concreto, según ha explicado la coordinadora regional de la DGT, el riesgo de accidente en caso de uso del móvil se multiplica por cuatro, a lo que el delegado del Gobierno ha añadido que también el uso del manos libres aumenta 1,5 veces las posibilidades de sufrir un accidente.

 

En este contexto, Inmaculada Matías ha señalado que se concienciará a los conductores y para ello se contará con el apoyo de la Guardia Civil, el helicóptero de la DGT con base en Villanubla (Valladolid) que controlará las carreteras, así como con los ayuntamientos que cuentan con policía local.

 

Finalmente, el delegado del Gobierno se ha referido también a la multa impuesta a un conductor en Salamanca por morderse las uñas y ha señalado que el Reglamento de Circulación indica que hay que llevar las manos al volante y habrá que determinar la falta de libertad de movimientos que pudo suponer la conducta, así como lo que los agentes observaron al respecto y si pudo supone un peligro esta conducta.

El delegado del Gobierno ha advertido del incremento "importante" de las consecuencias "mortales" de las distracciones en las carreteras convencionales y ha señalado que, según las investigaciones llevadas a cabo tras los accidentes, se ha concluido que en 2014 un 57 por ciento de los accidentes mortales se debieron a estas causas, lo que supuso que 68 personas perdieran la vida y otras 23 resultaran heridas (de los 115 fallecidos en todo el año).

 

Suárez-Quiñones considera "muy relevante" el número de accidentes por distracciones o somnolencia, pero además ha incidido en que el 75 por ciento de estos siniestros se produjeron en carreteras convencionales (nacionales, autonómicas o provinciales) y no en autovías o autopistas.

 

Así, se ha decidido poner en marcha esta campaña --una de las dos que pueden realizarse en el ámbito de la Comunidad fuera de las programadas para todo el territorio por la DGT dentro de su estrategia-- debido a que la tendencia continúa este año.

 

En concreto, hasta el 16 de junio se han producido 43 accidentes mortales con 54 muertos (14 más que el año pasado por estas fechas), de los que el 39,5 por ciento han tenido como causas la distracción o la somnolencia y han supuesto el fallecimiento de 20 personas, además de registrarse 13 heridos.

 

"Es una causa verdaderamente importante de los siniestros mortales", ha señalado el delegado del Gobierno, quien además ha insistido en que también este año el 75 por ciento de estos accidentes se han producido en vías convencionales.