La Diputación licita el contrato de suministro de libros para las bibliotecas de la provincia en 2016

Bibliobús

La Diputación de Ávila ha sacado a licitación el contrato de suministro de libros para el Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas, que suministra a todas las bibliotecas, agencias de lectura y puntos de lectura de la provincia, así como al servicio del Bibliobús.

El Boletín Oficial de la Provincia ha publicado este miércoles el anuncio de la licitación por un presupuesto de 70.102,69 euros (sin IVA), correspondiente a la adquisición de ejemplares que se realiza en el segundo semestre de 2015, con el objetivo de completar los fondos que se distribuirán en 2016.

 

Anualmente, la institución provincial contrata en dos bloques el suministro de ejemplares que engrosarán los más de 31.000 fondos de los que dispone el Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas, con el objetivo de actualizar la bibliografía que ofrece a los lectores.

 

En total, este año se adquirirán 9.335 ejemplares bibliográficos -4.464 en el primer semestre y 4.871 en el segundo-, que se repartirán entre el Bibliobús y las 18 bibliotecas existentes en otras tantas localidades de la provincia. También se llegará a las 14 agencias de lectura y a los 20 puntos de lectura existentes, en función del número de habitantes de cada población.

 

Las bibliotecas públicas municipales atienden, con carácter general, a los municipios de más población, así como a Hoyos del Espino y Mingorría, que cuentan con bibliotecas también.

 

Las agencias de lectura son una particularidad de Ávila. Sirven a localidades algo menores en número de habitantes y, en muchas ocasiones, están atendidas por personal voluntario o trabajadores de los ayuntamientos que añaden esta tarea a otras que desempeñan.


 
Los puntos de lectura son únicos también en Ávila. Se sitúan en municipios que eran atendidos por el Bibliobús, pero que pasaron a contar con un punto de lectura más permanente, atendido sólo por voluntarios, según su disposición horaria.


 
El Bibliobús atiende a localidades que por su tamaño u otras circunstancias no pueden prestar un servicio permanente de lectura a sus vecinos.