La Diputación de Ávila se organiza con la novedad de la creación de la Junta de Portavoces

La Diputación Provincial de Ávila ha aprobado este viernes su estructura organizativa para la nueva legislatura en una sesión plenaria de caracter extraordinario en la que el personal eventual y las asignaciones a los miembros corporativos y grupos políticos han centrado las pocas discrepancias que han existido. Se crea la Junta de portavoces con representación de todos los grupos.

El Gobierno Provincial de Ávila comienza ya a funcionar con normalidad tras la aprobación este viernes, en sesión extraordinaria del Pleno Corporativo, de la propuesta de organización realizada por el nuevo equipo de gobierno del Partido PopularMientras que el PSOE, en boca de su portavoz Jesús Caro, ha dado el visto bueo a la globalidad de la propuesta, las plazas de personal eventual han centrado las discrepancias de los restantes grupos de la oposición.

 

Ha sido el portavoz de Izquierda Unida, Santiago Jiménez quien, en nombre de su grupo, Ciudadanos, Trato Ciudadano y UPyD, ha mostrado su disconformidad con el reparto de las 12 plazas de personal eventual, ya que la propuesta Popular contempla la adscripción de dos plazas para los cuatro grupos, lo que Jiménez consideraba insuficiente y poco equitativo para el trabajo de estos grupos frente a las 7 plazas del PP y las 3 del Grupo Socialista.

 

En el mismo sentido se ha pronunciado en cuanto a los diputados liberados, 9 de los 15 posibles, de los cuales 8 son para el PP y 1 para el PSOE, pidiendo que se asigne al menos un auxiliar para los restantes grupos "y los demás se los repartan como quieran".

 

Más agresivo se ha mostrado en este punto el portavoz de Trato Ciudadano, Rubén Arroyo, quien ha aventurado una posible ilegalidad en la existencia de los puestos de Jefes de Comunicación, Enfermería y Relaciones Institucionales como personal eventual, lo que ha conseguido el compromiso del recién estrenado presidente, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, de un estudio jurídico, aunque no ha variado la propuesta.

 

Las diferencias también se han hecho notar en el capítulo de asignaciones a los miembros corporativos y grupos políticos, punto que ha contado con el voto en contra de IU, Ciudadanos y Trato Ciudadano. Aqui, Rubén Arroyo ha pedido una revisión a la baja de las cantidades asignadas a los diputados.

 

La sesión extraordinaria del pleno corporativo aprobó además la puesta en marcha de la Junta de Portavoces, con el objetivo de abrir a la participación de todos los grupos políticos un órgano transversal y participativo. Todos los grupos políticos tendrán voz y voto en esta Junta de Portavoces, con lo que se garantiza la participación y pluralidad de las diferentes sensibilidades políticas.

 

Por otro lado en la Junta de gobierno, por decisión de la presidencia, todos los miembros tendrán voz y voto. Así, se abre al grupo mayoritario de la oposición, el PSOE, mientras que el resto de grupos contarán con una anualidad de la legislatura

 

Con el objetivo de “hacer más con menos”, el presidente de la Diputación, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, decidió disminuir su asignación un 11%, hasta los 56.000 euros brutos anuales (2.700 euros netos/mes) y prescindir de tres puestos de personal eventual, así como reducir un 30 por ciento la partida de asignaciones a los grupos políticos

 

Un descenso de retribuciones que también ha afectado al resto de diputados con dedicación exclusiva: Carlos García (2.640 euros netos al mes aprox.), Juan Pablo Martín (2.640 euros neto/mes aprox.), Jesús Caro (2.460 euros neto/mes aprox.), Rafael Nieto (1.590 euros neto/mes aprox.), Eduardo Duque (1.590 euros neto/mes aprox.) y Federico Martín (1.590 euros neto/mes aprox.), y a tiempo parcial como Beatriz Díaz (1.800 euros neto/mes aprox.) y Ángel Jiménez (1.591 euros neto/mes aprox.).