La Diputación de Ávila aboga por la resolución del conflicto entre Tragsa y las BRIF

La Diputación Provincial de Ávila ha trasladado este lunes su deseo de una pronta resolución del conflicto laboral existente entre la empresa Tragsa y las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales, a la vez que ha apoyado unas condiciones laborales "estables y consensuadas" como fundamento para la protección del patrimonio natural de la provincia.

La Diputación Provincial de Ávila, en el Pleno Corporativo correspondiente al mes de septiembre celebrado este lunes, ha reiterado el reconocimiento a la labor desarrollada por el colectivo de trabajadores que forman parte de los dispositivos locales, autonómico y estatal de prevención y extinción de incendios forestales en nuestra provincia, entre ellos las BRIF.

 

En este sentido, desde la institución provincial han señalado que "unas condiciones laborales estables y consensuadas son base fundamental para que los dispositivos de la lucha contra incendios sean plenamente eficaces en la protección de un patrimonio natural de interés público".

 

Por ello han manifestado su deseo de que el conflicto laboral de los trabajadores de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) con Tragsa se resuelva cuanto antes, con acuerdos entre las partes y "de la forma más favorable al interés general de los ciudadanos de la provincia de Ávila".

 

Para ello se han comprometido a trasladar a las partes implicadas su petición de que la negociación se mantenga abierta y que se hagan posibles "acuerdos razonables a corto plazo, aun cuando estos puedan no llegar a abarcar toda las materias de reivindicación propuestas por unos y requieran ajustes por parte de otros".

 

La Diputación de Ávila, desde su ámbito competencial, y conforme a sus disponibilidades presupuestarias, se ha comprometido además a seguir promoviendo cuantas acciones estén en su mano para extender y mejorar los medios de lucha contra incendios forestales en nuestra provincia.

 

Para ello, se ha comprometido también a demandar del resto de administraciones una evaluación continua de la eficacia y suficiencia de los dispositivos vigentes en cada momento y a exigir, en su caso, las adaptaciones que se consideren necesarias para su mejora.

 

Estos acuerdos han llegado como fruto de una proposición transaccional realizada por el portavoz del Grupo Popular, Juan Pablo Martín, a una proposición de Izquierda Unida que solicitaba el reconocimiento de la categoría profesional de las BRIF.

 

Martín, ante este propuesta, ha puesto de manifiesto que "no es razonable que la Diputación se inmiscuya en una negociación laboral entre partes no públicas plenamente, porque Tragsa tiene un régimen un tanto ambiguo, pero sí debe hacer votos por que se llegue a un acuerdo en tanto en cuanto afecta a bienes de interés público".