La diócesis de Ávila recoge su Premio ¡Bravo! por el trabajo de comunicación realizado en el V Centenario

La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social entrega los premios ¡Bravo! 2015

La diócesis de Ávila ha reccogido esta mañana en la sede de la Conferencia Episcopal el Premio ¡Bravo! al trabajo diocesano en Medios de Comunicación. Un reconocimiento a la labor realizada durante la celebración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa.

La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social  (CEMCS) ha entregado hoy, 25 de enero, los Premios ¡BRAVO! 2015, que se conceden anualmente, en un acto que ha tenido lugar la sede de la Conferencia Episcopal Española.

 

La diócesis de Ávila, con su obispo a la cabeza, Jesús García Burillo, y su jefa de prensa, Auxi Rueda, ha recogido el Premio ¡Bravo! que le otorgó el jurado, reunido en Madrid el 2 de diciembre de 2015, por el trabajo de comunicación realizado durante la celebración del V Centenario de Santa Teresa de Jesús.

 

Monseñor Claudio María Celli, Premio ¡Bravo! Especial, ha dado las gracias en nombre de los premiados. En su discurso  ha puesto la mirada en el Mensaje del Papa para la Jornada de las comunicaciones sociales. “Los comunicadores debemos ser voz de los débiles. Voz de los sin voz. Este año el papa Francisco ha unido comunicación y misericordia. Debemos ofrecer la verdad con la ternura de Dios”.

 

Por su parte, el obispo de Guadix-Baza y presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS), Monseñor Ginés García Beltrán, ha afirmado en su discurso que “es aspiración de la Iglesia ser lugar de encuentro, hogar en el que se comparten buenas noticias, y se premian las buenas acciones. Con ese deseo nos acoge hoy esta Casa de la Iglesia”.

 

“Desde la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación, con los premios ¡Bravo!, queremos, ha subrayado Monseñor García Beltrán, honrar una comunicación al servicio de los demás, que pone en alta voz a aquellos que no tienen voz; que busca llevar la alegría, el entretenimiento, la verdad y el descanso a las personas. Buscamos premiar a quienes realizan este servicio en la sociedad, a quienes ofrecen motivos para continuar en el camino, a quienes encienden luces para iluminar la oscuridad, a quienes ofrecen una chispa en donde abunda la tristeza, en definitiva, a quienes dan esperanza”.

 

El acto ha concluido con las palabras de agradecimientos a los premiados y asistentes del Cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española.