La Diócesis de Ávila colaborará para paliar el drama de los refugiados de Oriente Medio

El Obispado de Ávila,a  través de Cáritas Diocesana, colaborará con las instituciones civiles provinciales y locales para paliar la situación que vivien los refugiados que llegan a nuestra tierra desde Oriente Medio. Realiza un llamamiento a la colaboración de todos los fieles, familias, instituciones y empresas.

La Iglesia de Ávila viene siguiendo con preocupación desde hace tiempo la dramática situación que están viviendo millones de personas en Oriente Medio, principalmente en Siria e Irak. Una verdadera tragedia que ha derivado en un éxodo masivo de refugiados buscando su supervivencia en Europa, y que ha llegado a convertirse en un gravísimo problema humanitario. El Papa se ha hecho eco de esta tragedia, haciendo un llamamiento universal.

 

La diócesis quiere mostrar su colaboración para hacer frente a esta catástrofe y contribuir a prestar ayuda a los refugiados en la medida de sus posibilidades. El Obispado de Ávila ha encomendado a Cáritas Diocesana la coordinación de todas las acciones encaminadas a este propósito. Estarán en contacto con Cáritas Española y colaborarán con las instituciones civiles provinciales y locales.                 

 

También hacen un llamamiento a todos los fieles, familias, instituciones y empresas: "Ávila siempre ha dado muestras de ser una comunidad generosa con el que sufre. Ahora, es tiempo de mostrar de nuevo nuestra sensibilidad ante el drama de miles de hermanos nuestros que sufren la sinrazón de un conflicto armado que está cercenando sus vidas". Así, piden a toda la sociedad "una actitud de generosa acogida, afecto y solidaridad con los refugiados, cada cual según sus posibilidades".

 

En el V Centenario del nacimiento de la Santa, se han propuesto "la renovación interior de cada uno siguiendo sus huellas; concretamente, la fraternidad con nuestros hermanos". En esto mismo insistía el Papa Francisco en el mensaje que envió: “¡Cómo desearía unas comunidades cristianas más fraternas donde se haga este camino: andar en la verdad de la humildad que nos libera de nosotros mismos para amar más y mejor a los demás, especialmente a los más pobres!” (mensaje del Santo Padre al Obispo de Ávila en el V Centenario de Santa Teresa. 15 de octubre de 2014)