La DGT inicia una campaña de vigilancia en las carreteras secundarias

Carretera convencional.

Así, las carreteras convencionales se cobraron ocho de cada diez víctimas mortales en vías interurbanas. En vías urbanas fallecieron 461 personas.

La Dirección General de Tráfico (DGT) llevará a cabo entre el próximo lunes y el 27 de octubre una campaña especial de vigilancia en las carreteras convencionales, donde se produjeron el 60 por ciento de las víctimas mortales en accidente de tráfico el año pasado.  

  

Durante la campaña forma, que forma parte del calendario anual de acciones que la DGT realiza sobre seguridad vial, la Guardia Civil de Tráfico realizará controles de velocidad, alcoholemia, documentación o uso del móvil en carreteras convencionales.

  

El objetivo de tráfico, según ha manifestado la directora de este organismo en distintas ocasiones, es aumentar los controles en las carreteras secundarias, ya que en estas vías se producen más accidentes que en las vías rápidas. Además, también en las carreteras convenciones se suele infringir los límites de velocidad con más asiduidad.

  

Así, la campañas de medición de la velocidad libre el año pasado puso de manifiesto que el porcentaje de vehículos ligeros que supera la velocidad libre oscila entre el 25 por ciento cuando los vehículos circulan en autovías y el 45 por ciento cuando lo hacen por carreteras convencionales con límite de velocidad 90 km/h, según datos de la DGT.

  

En cuanto a la siniestralidad, las vías secundarias también se cobran más víctimas. En 2012, con datos consolidados a 30 días después del accidente, 1.144 personas perdieron la vida en este tipo de vías, el 60 por ciento del total, frente a los 298 que fallecieron en autopistas y autovías (el 16% del total). Así, las carreteras convencionales se cobraron ocho de cada diez víctimas mortales en vías interurbanas. En vías urbanas fallecieron 461 personas.

  

En la última campaña especial llevada a cabo por la DGT en carreteras convencionales, en junio de 2012, más de 20.000 conductores fueron sancionados. La velocidad fue la infracción que más denuncias generó, con un total de 8.833 conductores multados por rebasar el límite de velocidad establecido. Mientras, 2.810 personas fueron denunciados por conducir sin cinturón de seguridad y 333 por adelantamientos antirreglamentarios.

  

Las salidas de vía (32%) y las colisiones frontales (26%) suelen ser los tipos de accidente mayoritarios en las carreteras secundarias. Tráfico advierte de que en este tipo de vías se producen los accidentes con peores consecuencias y suelen estar relacionados principalmente con excesos de velocidad y adelantamientos indebidos.