La DGT inicia una campaña contra el consumo de alcohol y drogas al volante

La DGT ha recordado que cuatro de cada diez conductores fallecidos el año pasado en accidente de tráfico presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o alcohol y/o psicofármacos.

La Dirección General de Tráfico (DGT) iniciará este lunes, 1 de junio, una campaña de especial vigilancia entre los conductores del consumo de alcohol y drogas, que estuvieron presentes en tres accidentes mortales en carreteras de Castilla y León a lo largo del año 2014.

  

La DGT ha recordado que cuatro de cada diez conductores fallecidos el año pasado en accidente de tráfico presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o alcohol y/o psicofármacos, según consta en la memoria sobre víctimas mortales en accidentes de tráfico 2014, elaborado por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

  

Precisamente en Castilla y León, en el año 2014, se registraron tres accidentes con víctimas mortales en vías interurbanas (dos en la provincia de Burgos y uno en la de Soria) con el factor concurrente presencia de alcohol/ drogas con el resultado de tres fallecidos, dos heridos hospitalizados y un herido leve.

  

Estos datos, junto con los resultados de los controles preventivos y aleatorios realizados hasta ahora, llevan a la Dirección General de Tráfico a incrementar durante una semana la vigilancia sobre este factor de riesgo, causante, según datos del Observatorio Europeo para la Seguridad vial (ERSO), del 25 por ciento de todas las muertes en  carretera en Europa.

  

Así, durante los siete días de duración de la campaña (del 1 al 7 de junio), los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) incrementarán los controles preventivos de alcohol y drogas entre los conductores, en cualquier carretera y a cualquier hora, han informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno.

  

Una de las razones de seguir realizando este tipo de campañas es la constatación que el aumento de los controles preventivos es uno de los factores que favorece un cambio de comportamientos de los ciudadanos sobre esta materia haciendo que el porcentaje de positivos en controles preventivos de alcoholemia haya descendido del 5 por ciento en 2001 al 1,7 en 2013. El objetivo establecido en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es bajar del 1 por ciento los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios.

 

ALTO ÍNDICE DE DROGAS

  

Además, teniendo en cuenta que muchos de los conductores son policonsumidores, es decir que se ponen al volante tras haber consumido varias sustancias, Tráfico está incrementando las pruebas de detección de drogas.

  

El pasado ejercicio fue el primero en el que en la historia de la DGT se han realizado controles preventivos masivos de drogas en España. Así, la Guardia Civil ha realizado 30.000 test preventivos con un resultado de un 35 por ciento de conductores positivos a drogas ilegales. Para este año se duplicará el número de pruebas.

  

Desde comienzo de año, los conductores implicados en un accidente, además de ser sometidos al test de alcoholemia también se les requiere  para realizar el de drogas, acción que supone una inversión importante en medios.

  

En porcentajes similares a los conductores se encuentran los peatones fallecidos en accidentes de tráfico. Según la memoria del Instituto Nacional de Toxicología, en 2014 el 40 por ciento de los peatones fallecidos resultaron positivos a drogas y/o alcohol y/o psicofármacos.

  

Menor percepción o errónea de su entorno, pérdida de visión, mayor asunción de riesgos son algunas de las consecuencias que se derivan de la ingesta de alcohol, aumentando la posibilidad de sufrir un atropello.

  

Como suele ser habitual, se ha invitado a las policías locales y autonómicas a sumarse a la campaña, de modo que se traslade a los distintos usuarios de la vía el mensaje de tolerancia cero de alcohol/drogas y conducción independientemente de la vía por la que se circule.