La DGT controla el uso del cinturón de seguridad en Ávila

Trafico anuncia la instalación de una cámara de vigilancia en la provincia. También se están llevando a cabo controles de droga, factor que preocupa especialmente tras alcanzar el 20% de positivos en pasadas campañas.

La Dirección General de Tráfico lleva a cabo en Ávila, durante esta semana, una campaña especial de control y vigilancia del uso del cinturón de seguridad y dispositivos de retención infantil con el objetivo de concienciar a los conductores y reducir el número de fallecidos en carretera por no hacer uso de este dispositivo.

 

En la provincia de Ávila, durante el año 2014, tres de las seis personas fallecidas cuando viajaban en turismo, furgoneta o camión no hacían uso del cinturón de seguridad. En 2015, todos los fallecidos lo llevaban.

 

Se trata de la campaña que se realiza habitualmente de forma previa a la Semana Santa. El Jefe de Tráfico de Ávila, Arturo Barral, ha informado de que la DGT ha instalado en una vía de alta capacidad en Ávila, como ya hicera en las madrileñas A1, A2 y A3, una cámara especial para la detección de las infracciones del cinturón de seguridad. Barral ha explicado que aun no funciona y que se pondrá en marcha durante 2016 con la pertinente información.

 

Según ha informado la subdelegada del Gobierno, Mª Ángeles Ortega, durante esta campaña se está llevando a cabo también un control de drogas. Después de que en anteriores campañas hubiera resultados de hasta un 20% de positivos por el consumo de, fundamentalmente, cannabis y cocaína, Ortega ha alertado de que, si bien los positivos en alcohol están disminuyendo, "se está banalizando el uso de ciertas drogas cuyo uso influye mucho en la conducción".

 

En cuanto al uso del cinturón, los datos ofrecidos por Arturo Barral hablan de que la generalidad de los abulenses han automatizado la costumbre de ponérselo, aunque aun existen leves carencias especialmente en cuanto al uso de los cinturones traseros, que no se usa en el 30% de los casos en vía urbana.

 

En un año en el que las carreteras abulenses acumulan dos fallecidos, la subdelegada del Gobierno ha recordado la previsión de realizar controles específicos a motocicletas.