La depreciación del yen dispara el déficit comercial de Japón en julio

La balanza comercial de Japón arrojó el pasado mes de julio un saldo negativo de 1,023 billones de yenes (7.862 millones de euros), lo que supone prácticamente duplicar el déficit registrado un año antes y acumula ya trece meses consecutivos en negativo.

 

En concreto, las compras al exterior de Japón sumaron en julio un total de 6,985 billones de yenes (53.684 millones de euros), lo que implica un alza interanual del 19,6%, el ritmo de crecimiento más fuerte desde junio de 2010, principalmente como consecuencia del mayor coste de las importaciones de energía, según los datos del Ministerio de Finanzas japonés.

 

A su vez, las exportaciones japonesas también reflejaron el impacto, en este caso positivo, de la depreciación del yen, y aumentaron un 12,2%, hasta 5,962 billones de yenes (45.824 millones de euros).

 

De este modo, el déficit comercial de Japón alcanzó en julio un total de 1,023 billones de dólares (7.862 millones de euros), lo que supone un incremento del 93,7% respecto al dato de julio de 2012.

 

En cuenta a los principales socios comerciales de Japón, las exportaciones con destino a China crecieron un 9,5%, mientras las importaciones aumentaron un 18,3%, lo que elevó un 53,3% el déficit nipón respecto a su vecino continental.

 

Respecto a EEUU, Japón logró mejorar un 18,6% su superávit comercial después de elevar un 18,4% sus ventas y un 18,2% las importaciones, mientras que en relación con la UE, el déficit japonés creció un 8,8%, tras aumentar un 16,6% las exportaciones y un 15,4% las importaciones.